lunes, 3 de diciembre de 2012

Fluye con facilidad

Si esa vez pensé que iba a ser una más de las mil veces que iba a verte nuevamente, pues me equivoqué, nada decía mucho y poco era más de lo normal. Abro mis ojos y las ganas de volar fluyen con mucha facilidad. Sentarme en el tejado como adolescente en aprietos hace de mi personalidad un poco anormal, no se si es por bien o mal, por razón o desmotivo eso si, te agradecería muchas veces como vendedor ambulante, te pediría tal como limosnero de plaza, te rezaría como anciana en iglesia pero dudo por que fluye con facilidad. 


Si corro caeré para encontrarme con alguien que se asuste y otro que se ría, me confunde pero no podría apostarlo todo para el saber, agradecería tus secretos pero mientras tanto dejaré que la luna fluya al amanecer.

Son palabras que no dicen nada y ahora lo explican todo. Las cosas cambian, lo que era imposible resulta ser un quehacer diario. Me gusta decir que existe la visita a la realidad, pero dudo si es una mentira o es verdad. 

Saldré por la ventana, arrojaré mis serpentinas y reiré mientras el árbol me golpea apostándolo por la nada que nunca ganará. Tocar el piano no había sido tan fácil, la-do-mi-sol-si-si-si-do-la-fa-mi-do -fluye con facilidad-. Te pregunto que sucede, pero tu voz se ha ido, ¡Oh por Dios! debe haber alguna posibilidad de encontrar tu sentido místico que descubra la apuesta que no corresponde a la ocasión. Estaré bien, lo sé, pero no se si tu igual, agradecería no poder perdonar, ni alucinar con historias fantasmas que a pesar de todo la nada puede llegar a olvidar.

Baila, baila, que el destino se nos presenta ante nuestros rostros, eso si jamás a nuestros cuerpos, tiene miedo a la frase "el destino nos coge a todos, algún día le tocará a el", me encanta la distancia que siempre hay cuando aparece una novedad, todo va y viene pero no te preocupes que eso entretiene.

Ríe, ríe, que como nunca estaré aquí disfrutando un festín. Abrázame pero no me toques, que la lujuria se la llevaron a otra historia. Sí, te entiendo, todo parece brillar, incluso mi rostro ya no es de un monstruo, es que fluye con facilidad. No se si es por bien o mal, por desmotivo o por razón, pero jamás perderé la noción, por que en la carretera siempre hay alguien que te daría un aventón. Entonces apostemos ya que esas melodías suaves que dicen tus labios ahora dicen más, el significado de tus miradas no es novedad, todo viene y va por que dice la memoria que fluye con facilidad.

Mientras cuento un chiste, esas palabras no dicen nada y ahora lo explican todo, ¡no dicen nada y ahora lo explican todo!.