domingo, 30 de diciembre de 2012

El escritor

Recuerdo hablar de Alter egos, recuerdo risas y enojos, tonterías y cosas relevantes, cosas decisivas y absurdas. Como no recordarlo cuando los versos toman hora y mi memoria es corta. Momentos de lucidez para decirte cuanto había olvidado, es importante, al menos para mi, las memorias o recuerdos, fuere cual  fuere.

Si me preguntaran ¿cual es el único requisito necesario para ser escritor?, seguramente mi respuesta sería “aprender a sufrir”, sufrir de cualquier cosa , así mismo lo he plasmado en textos anteriores, sufrir de felicidad, de amor, de miseria, de alegría, libidinosidad, en fin, lo que es igual, vivir intensamente. Sinceramente lo creo así, lo creo necesario, todo escritor necesita exteriorizar lo que padece, sea bueno o malo. Como alguna vez dijo un amigo escritor “si no escribes tu firma entre líneas, si no llevas tus problemas a tus historias, si no llevas la daga del dolor incrustada en tu mente, entonces solo haces cuentos” ¿será cierto?, no lo sé, pero lo que llegas a escribir con una pluma cargada de sentimientos jamás tendrá comparación a lo que se escribe por escribir. 
¿Que sería de mi sin un blog en el cual reflejar mi escritor amateur interno?, ¿que sería de mi si no pudiera desahogar lo que tantas noches me ha ocasionado insomnio?. Recuerdo que un profesor de Psicología de la Universidad de Los Andes, Mérida-Venezuela, me preguntó que era lo que más deseaba, aparte de graduarme como odontólogo, bajé la mirada al suelo como siempre lo hago, no se en realidad el por qué de mi timidez, sin embargo sonreí, me levanté de mi asiento y caminé hacia unos libros que tenía sobre el escritorio, había uno muy llamativo, con una fotografía macro de un hermoso ojo verde azulado, cuyo título no es relevante en estos momentos, se lo di y le dije “no hay nada en el mundo que quiera más que ver un libro con mi nombre, una obra de arte, tributo a la mente y aunque no sepa con certeza si logre realizarlo, en algún momento espero ver mi mejor esfuerzo hecho realidad”. 
No es necesario repetir que el que escribe no es escritor y aún así, regala sus vivencias en sus textos, a fin de cuentas, es lo mejor que puede llegar a ofrecer. Para cualquier escritor, sus relatos son los mejores regalos. Así, cuando otorga uno, otorga parte de su alma en paralelo. Es difícil de explicar algunas veces ese apego del escritor a sus relatos, comparable solo al del músico a sus partituras y sus notas. Ambas cosas, obras de arte que llevan la mente muy lejos del cuerpo.
Tal vez sea mi obsesión o mi completa naturalidad la que me hace siempre acompañar mis textos con una canción. Es la manera en que puedo exteriorizar con absoluta sinceridad, mi acontecer y lo que a mi mente llega. Justo ahora, es época de festejar y de sonreír a los espejos sintiéndose Brad Pitt en el caso nuestro y Heidi Klum en el de ellas. Es navidad, hermosa ocasión para brindar con un buen Malbec que un excelente año se nos va y se acerca uno mejor, Feliz Noche vieja a todos! Nos leemos el año que entra.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Christmas - Kristmas, se escribe con Kris

Todo texto, como de costumbre, inicia con la presentación de su protagonista, en este caso, yo. Soy kris, quien escribe las historias de este blog, amante de la escritura y de las blueberries. Soy de esas personas que odian relacionarse socialmente, hablar en público y beber malteadas. Soy delgado, alto y debo decir que guapo y perfecto, además, desde que tengo conocimiento he adorado la navidad. Sí, la época de luces, fiesta y nieve. Una hermosa época que aparece a fin de año en donde los regalos abundan al igual que la inflación. Amo las vísperas de navidad, son reconfortantes y me gusta mucho pasarlas en familia, soy un amante empedernido, soy lo que muchos jamás quisieran  ser, soy una idiosincrasia extinguida, soy parte de los que gritan "Amo la navidad" por que me ha dado los mejores momentos de mi vida desde pequeño. Es así de esta manera como jamás entenderé a aquellos que con orgullo y la cara muy en alto dicen "ODIO  la navidad".




Pero la vida tiene momentos negativos y positivos así que ¿por que predisponernos a malas situaciones y amargarnos más en días, que si te lo propones podrían cambiar tu vida?. La navidad es encantadora, más aún cuando te trae sorpresas positivas. Feliz navidad a todos los lectores. Sé feliz, sonríe, saca lo mejor de ti, levántate, lárgate lejos de tu computadora o dispositivo electrónico y a disfrutar de la navidad. 

domingo, 16 de diciembre de 2012

De pequeño, algo contagioso

De pequeño las cosas parecían aún más graves de lo que realmente eran, las situaciones eran absurdamente más asombrosas. Los sentimientos muchísimo más enérgicos, ¿como no darle vida mientras aprendías?, nuestros ojos como cámaras captando el mundo a full color y nuestros oídos como los mejores micrófonos, poderosos pero fáciles de engañar. Abrazos que significaban mucho más de lo que son los actuales, besos tan honestos que empalagaban de amor la habitación.

Un mundo excepcional al cual no tenemos entradas para la función, robemos un poco de esos sueños que nos contagiaron en la niñez. De pequeño, me escondía debajo de la cama, con mi linterna y mi almohada, todo era una gran aventura, todo era, diferente y ambiguo. Nuestra mente como libro en blanco, infectándose y aprendiendo del nuevo mundo, de las risas en las calles, de los juegos con balones multicolores y camisetas de "Los caballeros del zodiaco". Puede llegar a ser contagioso, puede llegar a ser absurdo, puede llegar a ser un sueño. 

De pequeño, llegar a pensar que la tierra era un globo de helio, y salir corriendo cuando explotaba, llorar por que anochece y los juegos deben parar. Jugar con el piano de cola y huir de la chica de servicio por que quiere vestirte con un traje de etiqueta, puede ser ambiguo, puede ser alucinante. El miedo que invadió nuestros cuerpos al ver desconocidos y habernos perdido en lugares públicos, las luces que te ciegan, las sensaciones de nuevas comidas, de nuevos sabores. De pequeño, las cosas parecían más asombrosas de lo que realmente eran, de pequeño, mi cama parecía más suave y confortable de lo que realmente era.

Las peleas, golpes y caídas de mi bicicleta, de pequeño eran más dolorosas, ahora los dolores cambian. Cuando mis sueños eran tocar "1812 Overture" en la viola y lograr un solo, cuando la música llenaba mis vacíos y sentía que las notas flotaban a mi alrededor, puede ser ambiguo, puede ser alucinante, puede ser real.

De pequeño, no recordaba nada de mi pasado, solo había presente, hacía fuerza como cuando se va al baño y nada que recordaba como era salir del vientre de mi madre. De pequeño, a Regina Spektor no la conocía, parece ambiguo, parece contagioso, es absurdo. De pequeño, los sueños en los que me miraba al futuro, no era exactamente lo que soy ahora, esos deseos de en quien me convertiría no incluía ciertos detalles, aun así, seguramente estaría orgulloso de verme, seguramente me tocaría el rostro y me babearía la frente con un beso, seguramente. De hecho me sorprendería, no me hablaría al mi mismo actual, solo sonreiría mientras salto al piano de cola a tocar una melodía sin armonía. De pequeño, no tenía las preocupaciones que invaden mi mente, tal vez y solo tal vez, nunca haya crecido, tal vez haya aprendido de lo ambiguo y excepcional que puede llegar a ser. De pequeño, soñé conmigo mismo, parece contagioso, puede serlo, lo es.

martes, 11 de diciembre de 2012

Todo por alguien, todos sin ella

Su cabello, un castaño claro que recuerda esos dulces de caramelo que mi madre me compraba cuando era pequeño. Su sonrisa tierna y dulce que hace pensar que su inocencia es real. Su cuerpo delgado y esbelto la hacen ver frágil y delicada, sin embargo tiene la misma fuerza de cualquier hombre, todo gracias al karate. Siempre sale de su casa con su starbucks en una mano, mientras la otra se resguarda del frío invierno en un guante de lana. Ella y su delicada manera de mirar le enamoran, día a día enamora a aquel chico que se oculta detrás de la cortina de su cuarto.

Pero todo ello es solo superficial, lo bello de un relato puede simplemente describir características superficiales de una persona y hacer de el algo hermoso y romántico. La belleza tan sobre valorada y tan ridículamente perfecta en algunas ocasiones me hace pensar en que tan distinto sería el mundo si REALMENTE importara el interior (refiriéndome a los sentimientos). Y empezando a empaparme del tema, me gustaría preguntar ¿es realmente tan importante tener una pareja?, ¿que nos lleva a pensar a que hay alguien allá afuera que complementa nuestra alma?, ¿es realmente cierto esto, o que tan mito puede llegar a ser?.

Si viste el vídeo, te darás de cuenta por tu sensación al terminar de verlo o al menos haber visto algo, que la superficialidad es un aspecto importante al extremo en nuestras vidas.


¿Será verdad que le tenemos miedo a la soledad?, me encantaría tener todas las respuestas correctas y poderlas compartir, sin embargo, no hay quien nos diga con certeza que pasa con nosotros mientras en el auge de la infidelidad todos buscan a alguien con quien compartir su cama, su vida y sus tazas de café matutino.

El amar o no, no tiene nada que ver con este relato, es solo que en el trascurso de algunos días me hago estas interrogantes, muchos viven perfectamente felices sus vidas en soltería y sin embargo necesitan de alguien más para lograrlo, necesitan de alguien con quien mantener relaciones sexuales, con quien charlar, ir al cine, con quien beber y pasar días enteros. Muy bien es cierto que ahí entran los amigos, es que muchas veces los amigos cumplen mucho mejor el papel de pareja que cualquier desconocido que conoces y pretenden amarse y conocerse.

La soledad, personas que darían todo por alguien para estar todos sin ella. Todos sin ella, es gracioso, siempre se le describe como una persona, como si tuviera una forma física, "me toca quedarme con soledad", "la soledad siempre está conmigo", es simplemente raro y algo gracioso.

De sentirse bien, me he sentido bien desde hace algún tiempo con mi soltería, hace ya casi dos años que estoy soltero, dos años desde que mi estado sentimental cambió a perfectamente enamorado a enamorado de mi perfección. Aprendí a convivir conmigo mismo, a tener citas conmigo mismo y a conocerme. Para algunos suena hasta deprimente, y no, el punto es que puedes socializar al extremo, como en mi caso, pero de jueves en cuando, me gusta salir solo y pasar un día dedicado a mi. No sé si es normal, he llegado a pensar que no, pero soy de las personas que se aburren de los demás, que necesito un break de algunas personas, algunas no, todas, incluso de mis mejores amigos y de mis padres. 

Volviendo al tema, en nuestra sociedad es raro ver a alguien de avanzada edad solo y sin pareja, generalmente se lanzan frases como "pobre es feo(a)" o "es gay o lesbiana", aunque pensándolo bien, no he visto una lesbiana sola, lo juro (risas).

Entre tanto bombardeo de amor y relaciones amorosas, es lógico que desde la infancia, una meta entre líneas sea la de casarse y formar una familia. Y sí, me incluyo en los que adorarían formar una nueva familia, es que los amigos y conocidos jamás reemplazaran el hecho de tener un hijo(a), al menos esa es la forma de pensar de quién escribe esto y te dedica sus pensamientos.

A pesar de todo, la sociedad logra acoplarse a ello y cumple su cometido de conseguir esa pareja tan añorada por cada quien. Algunas veces pueden terminar en fracasos dichas relaciones, pero todo ello abre más puertas, por ejemplo a personas divorciadas y personas quienes llegan a una edad avanzada y no han sentido amor en sus vidas, todo parece un sistema orgánico que funciona a la perfección y cada cosa debe ser así por que existe una función que se ha de cumplir.

Es así otra realidad donde en la sociedad, los ricos con los ricos, los pobres con los pobres, los lindos con los lindos y los feos con los feos, hay casos excepcionales claro, pero son leyes que rigen las relaciones amorosas, claro está, quebrantables pero seguidas por la mayoría de la población. 

Todo esto me recuerda a un vídeo que me encanta, "I think you're freaky" de Die Antwoord, es que no hay límites en las relaciones amorosas. 


La soledad tan temida y compartida, seamos realistas, nadie está completamente solo, nadie de nosotros es ermitaño o ermitaña, todos dependemos de alguien, somos una sociedad, así debe ser.



...


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Memoria de la voz

She took my breath away, es así como el que escribe quién no es escritor inicia su relato. No hace falta para el, decir nada más, no le es necesario entrar en detalles cuando la voz de esa bella mujer lo paraliza, se que para muchos podría ser un poco aburrido y algo lento para sus gustos. Pero para este hombre de 22 años, esas melodías lo son todo, al menos por lo que duran reproduciéndose. Oh! sí, su nombre es Regina Spektor, muy y también poco conocida, sus letras... puede ser que no sean nada extravagantes, pero repito... Para él, son su memoria, sus letras su sonrisa y sus vídeos, los recuerdos.





El que escribe quien no es escritor, se sienta sobre su cama, apaga la luz, coloca su vaso de agua en la mesa de noche al lado derecho de su cama y... y bueno, cierra sus ojos mientras presiona "Play" en el reproductor, una imagen con el rostro de una chica y unas letras debajo que dicen "What We Saw From The Cheap Seats" aparece en la pantalla y es lo único que ilumina su habitación. Parece melancolía pero no, parece tristeza pero nada que ver, es plenitud, es amor, es sentirse vivo. Sus ojos se deslumbran cada vez que observa su material audiovisual, siente el arte en 5 minutos, siente... 




El autor, recupera su memoria tras largos minutos de desesperación. Sonríe y apaga el reproductor.

Sufre conmigo

No lo entiendo, pero sufro con mucha facilidad, no parezco ser feliz pero aún así lo soy, sufro por cada cosa de mi vida, no aparento estar feliz, nunca lo he hecho, en cambio disfruto de manifestaciones sensitivas que me demuestran lo complejo y absurdo que mi subconsciente puede llegar a ser, es así como desde que nací, desde mi primer abrazo, mi primer amigo, mi primera novia, mi primer novio, mi primer beso y luego mi primer amor, supe que sufro de felicidad.

Sufre conmigo, los dolores de panza por reír demasiado, solo parezco distraído pero no te dejes engañar, son pantallas para los desdichados que moralmente restringen mis sentimientos, ¿entiendes lo que digo?. Sufre conmigo los abrazos matutinos, y ese sentimiento de emoción combinada de amor que trae consigo. Quiero que pienses muy bien si quieres sufrir conmigo de las inexplicables sensaciones de placer que besarnos acarrea.

Son muchas las maneras en las que podríamos sufrir juntos, quiero que quieras sufrir conmigo, solo aparento no pensarlo, pero sé que puedes descifrarlo. Sufre conmigo cuando al hacer el amor mis labios digan cuanto te amo, quiero que sufras conmigo, cuando cada mañana me llevas el desayuno a la cama y nos reímos de un chiste infantil.

Sé lo que he sufrido en esta vida, sufro de felicidad, sufro cuando me robas besos bajo la lluvia, sufro cuando tomas mi mano en la calle y me susurras que me amas, no pretendes ser nada, simplemente lo eres y  me haces sufrir de amor. Aún así, quiero que sufras conmigo, que al amanecer cuando te me quedas mirando dormir, sientas que esos momentos no se pueden acabar, que te de rabia que cada segundo juntos dure tan poco. Quiero que sufras conmigo.

No es fácil decirle a alguien que te encantaría verle sufrir, sin embargo, en ciertas situaciones debes decírselo adjuntado a una sonrisa placentera en tu rostro. Muchas veces no parezco feliz y ves que mis problemas me agobian, pero día a día voy mejor, solo parezco despistado aunque por dentro afloran las sonrisas llenas de picardía y amor. Sufre conmigo, cuando mi barba pase por tu rostro y baje a las infinidades de tu cuerpo, quiero que padezcas de orgasmos y que cada uno lleve mi nombre.

No quiero hacerte perder tu tiempo,  pero ya he sufrido contigo de amaneceres muy fríos y también calurosos, sufrir conmigo una vida entera implicaría entrar en la locura por mi, sonríeme en la calle, hazme sufrir de pena, hazme sufrir de taquicardia al verte, de miedo a perderte, quiero que sufras conmigo, de mil maneras, pero que lleguemos a sufrir por los mismos motivos uno del otro, solo quiero sentir que sufrimos,  lo sé y te entiendo, un remedio extravagante pero efectivo, así que ¿quieres sufrir conmigo?

Es que amo sufrir contigo, lo que no es lo mismo que sufras conmigo, amo sufrir cuando tus manos pasan por mi pecho y luego me rodean, sufro cuando tu cabello se enreda en mis dedos, y cuando tu lengua se posa en mi boca. Realmente sufro, sufro de felicidad, toda mi vida he sufrido de ella, no lo entiendo, pero sufro con mucha facilidad, no parezco ser feliz pero aún así lo soy, sufro por cada cosa de mi vida, sufro, por que muchos aman la felicidad y yo la sufro, la padezco y la comprendo. Quiero que sufras conmigo al escuchar canciones de Regina Spektor juntos, quiero que sufras cuando jugamos con la comida y nos reímos de la gente que nos saca de los restaurantes, solo pretendo que sufras conmigo cuando el alcohol domina mi cuerpo y no coordino mis pensamientos ni mi cuerpo. Sufre conmigo.


lunes, 3 de diciembre de 2012

Fluye con facilidad

Si esa vez pensé que iba a ser una más de las mil veces que iba a verte nuevamente, pues me equivoqué, nada decía mucho y poco era más de lo normal. Abro mis ojos y las ganas de volar fluyen con mucha facilidad. Sentarme en el tejado como adolescente en aprietos hace de mi personalidad un poco anormal, no se si es por bien o mal, por razón o desmotivo eso si, te agradecería muchas veces como vendedor ambulante, te pediría tal como limosnero de plaza, te rezaría como anciana en iglesia pero dudo por que fluye con facilidad. 


Si corro caeré para encontrarme con alguien que se asuste y otro que se ría, me confunde pero no podría apostarlo todo para el saber, agradecería tus secretos pero mientras tanto dejaré que la luna fluya al amanecer.

Son palabras que no dicen nada y ahora lo explican todo. Las cosas cambian, lo que era imposible resulta ser un quehacer diario. Me gusta decir que existe la visita a la realidad, pero dudo si es una mentira o es verdad. 

Saldré por la ventana, arrojaré mis serpentinas y reiré mientras el árbol me golpea apostándolo por la nada que nunca ganará. Tocar el piano no había sido tan fácil, la-do-mi-sol-si-si-si-do-la-fa-mi-do -fluye con facilidad-. Te pregunto que sucede, pero tu voz se ha ido, ¡Oh por Dios! debe haber alguna posibilidad de encontrar tu sentido místico que descubra la apuesta que no corresponde a la ocasión. Estaré bien, lo sé, pero no se si tu igual, agradecería no poder perdonar, ni alucinar con historias fantasmas que a pesar de todo la nada puede llegar a olvidar.

Baila, baila, que el destino se nos presenta ante nuestros rostros, eso si jamás a nuestros cuerpos, tiene miedo a la frase "el destino nos coge a todos, algún día le tocará a el", me encanta la distancia que siempre hay cuando aparece una novedad, todo va y viene pero no te preocupes que eso entretiene.

Ríe, ríe, que como nunca estaré aquí disfrutando un festín. Abrázame pero no me toques, que la lujuria se la llevaron a otra historia. Sí, te entiendo, todo parece brillar, incluso mi rostro ya no es de un monstruo, es que fluye con facilidad. No se si es por bien o mal, por desmotivo o por razón, pero jamás perderé la noción, por que en la carretera siempre hay alguien que te daría un aventón. Entonces apostemos ya que esas melodías suaves que dicen tus labios ahora dicen más, el significado de tus miradas no es novedad, todo viene y va por que dice la memoria que fluye con facilidad.

Mientras cuento un chiste, esas palabras no dicen nada y ahora lo explican todo, ¡no dicen nada y ahora lo explican todo!.