martes, 11 de diciembre de 2012

Todo por alguien, todos sin ella

Su cabello, un castaño claro que recuerda esos dulces de caramelo que mi madre me compraba cuando era pequeño. Su sonrisa tierna y dulce que hace pensar que su inocencia es real. Su cuerpo delgado y esbelto la hacen ver frágil y delicada, sin embargo tiene la misma fuerza de cualquier hombre, todo gracias al karate. Siempre sale de su casa con su starbucks en una mano, mientras la otra se resguarda del frío invierno en un guante de lana. Ella y su delicada manera de mirar le enamoran, día a día enamora a aquel chico que se oculta detrás de la cortina de su cuarto.

Pero todo ello es solo superficial, lo bello de un relato puede simplemente describir características superficiales de una persona y hacer de el algo hermoso y romántico. La belleza tan sobre valorada y tan ridículamente perfecta en algunas ocasiones me hace pensar en que tan distinto sería el mundo si REALMENTE importara el interior (refiriéndome a los sentimientos). Y empezando a empaparme del tema, me gustaría preguntar ¿es realmente tan importante tener una pareja?, ¿que nos lleva a pensar a que hay alguien allá afuera que complementa nuestra alma?, ¿es realmente cierto esto, o que tan mito puede llegar a ser?.

Si viste el vídeo, te darás de cuenta por tu sensación al terminar de verlo o al menos haber visto algo, que la superficialidad es un aspecto importante al extremo en nuestras vidas.


¿Será verdad que le tenemos miedo a la soledad?, me encantaría tener todas las respuestas correctas y poderlas compartir, sin embargo, no hay quien nos diga con certeza que pasa con nosotros mientras en el auge de la infidelidad todos buscan a alguien con quien compartir su cama, su vida y sus tazas de café matutino.

El amar o no, no tiene nada que ver con este relato, es solo que en el trascurso de algunos días me hago estas interrogantes, muchos viven perfectamente felices sus vidas en soltería y sin embargo necesitan de alguien más para lograrlo, necesitan de alguien con quien mantener relaciones sexuales, con quien charlar, ir al cine, con quien beber y pasar días enteros. Muy bien es cierto que ahí entran los amigos, es que muchas veces los amigos cumplen mucho mejor el papel de pareja que cualquier desconocido que conoces y pretenden amarse y conocerse.

La soledad, personas que darían todo por alguien para estar todos sin ella. Todos sin ella, es gracioso, siempre se le describe como una persona, como si tuviera una forma física, "me toca quedarme con soledad", "la soledad siempre está conmigo", es simplemente raro y algo gracioso.

De sentirse bien, me he sentido bien desde hace algún tiempo con mi soltería, hace ya casi dos años que estoy soltero, dos años desde que mi estado sentimental cambió a perfectamente enamorado a enamorado de mi perfección. Aprendí a convivir conmigo mismo, a tener citas conmigo mismo y a conocerme. Para algunos suena hasta deprimente, y no, el punto es que puedes socializar al extremo, como en mi caso, pero de jueves en cuando, me gusta salir solo y pasar un día dedicado a mi. No sé si es normal, he llegado a pensar que no, pero soy de las personas que se aburren de los demás, que necesito un break de algunas personas, algunas no, todas, incluso de mis mejores amigos y de mis padres. 

Volviendo al tema, en nuestra sociedad es raro ver a alguien de avanzada edad solo y sin pareja, generalmente se lanzan frases como "pobre es feo(a)" o "es gay o lesbiana", aunque pensándolo bien, no he visto una lesbiana sola, lo juro (risas).

Entre tanto bombardeo de amor y relaciones amorosas, es lógico que desde la infancia, una meta entre líneas sea la de casarse y formar una familia. Y sí, me incluyo en los que adorarían formar una nueva familia, es que los amigos y conocidos jamás reemplazaran el hecho de tener un hijo(a), al menos esa es la forma de pensar de quién escribe esto y te dedica sus pensamientos.

A pesar de todo, la sociedad logra acoplarse a ello y cumple su cometido de conseguir esa pareja tan añorada por cada quien. Algunas veces pueden terminar en fracasos dichas relaciones, pero todo ello abre más puertas, por ejemplo a personas divorciadas y personas quienes llegan a una edad avanzada y no han sentido amor en sus vidas, todo parece un sistema orgánico que funciona a la perfección y cada cosa debe ser así por que existe una función que se ha de cumplir.

Es así otra realidad donde en la sociedad, los ricos con los ricos, los pobres con los pobres, los lindos con los lindos y los feos con los feos, hay casos excepcionales claro, pero son leyes que rigen las relaciones amorosas, claro está, quebrantables pero seguidas por la mayoría de la población. 

Todo esto me recuerda a un vídeo que me encanta, "I think you're freaky" de Die Antwoord, es que no hay límites en las relaciones amorosas. 


La soledad tan temida y compartida, seamos realistas, nadie está completamente solo, nadie de nosotros es ermitaño o ermitaña, todos dependemos de alguien, somos una sociedad, así debe ser.



...