martes, 29 de agosto de 2017

Gracias pero no gracias

Sinceramente tengo demasiado que escribir pero no la disposición, he querido escribir de mi relación fallida, de mis sueños y por supuesto de mi, pero no hay nada, no hay nada que pueda decir.

A mi ex le doy las gracias, a mis sueños solo decirle que quisiera ver nuevamente bajo la lluvia ese catire sonriéndome mientras sus ojitos claros se vuelven chiquititos y de mi solo que finalmente tengo paz. Así de simple, así de poco analítico, así cortito y básico. No encuentro las palabras, no encuentro los motivos, la inspiración viene y se va, estoy en un vaivén de metáforas pero ninguna se detiene a conversar, pasan apresuradamente, algunas incluso me golpean. Ahí estoy yo, en la esquina de incertidumbre y paz, estoy ahí pero no estoy en ninguna de las dos. ¿Como cruzar la calle a cualquier dirección? si me siento a ciegas, me siento vacío de palabras, no puedo crear ninguna y mucho menos atraer alguna. Tengo voz, tengo sonidos pero no puedo hacerlos comprensibles. He perdido la capacidad de comunicarme.

Gracias pero no gracias, mi pasado está resuelto mi futuro está armándose y mi presente esta a la luz del día , a los tres los valoro cual reliquia ancestral, pero necesito escribir, necesito decir que río como un loco, que lloro por que extraño a mi familia, que sonrío por que amo lo que hago y que canto por que soy feliz. No tengo voz, gracias pero no gracias; gracias por ayudarme y comprenderme pero no gracias, no deseo comprensión, deseo liberación, deseo escribir, deseo armar frases sin sentido que al unir muchas de ellas expresen realidades, quiero y quiero dedicar líneas, quiero y quiero sentirme incomprendidamente satisfecho, quiero y quiero escribir, quiero escribir lo que escribía cuando escribía, quiero escribir dedicatorias entre líneas que satisfagan mi amor por la escritura. 

Estoy estancado, estoy agobiado, estoy extasiado. Me siento agradecido, sublime y con la convicción tan firme de escribir lo que quiera, de romper las redes que atan mis palabras, de escribir cosas tan ilógicas y dolorosas a la gramática que nadie resista el poder continuarlas. Quiero que sufran literariamente todos los adeptos y rompan en mi todas sus desvirtudes y sus resentimientos, quiero que su frustración sea la mía y la mía sea el poder de crear tanto descaro poético como grande es el universo. Quiero destruir sus palabras, mis palabras, las palabras que uso.

¿A donde han ido mis palabras? ¿A donde he ido yo?, necesito mi voz y mi lápiz para transmitirla, me necesito, me necesito, gracias pero no gracias. Tantos temas curiosos para escribir, tantos temas para charlar, tantas mentiras y tantas promesas nuevas, tantas metas y tantos sueños. ¿que soy yo?, que soy yo sino algo vacío que perdió su poder, que perdió todo, que perdió su voz y de eso ya no queda absolutamente nada, no soy nada, no soy envase alguno, ya no contengo nada, ya realmente no puedo contener nada. No reprimo, no contengo no guardo nada que pueda usar para mi gloria, para mi culto, para satisfacer mi autoestima egocentrista, ya no soy adoración alguna, no soy idilio ni desahogo de nadie, no soy altruista ni tergiversante, no soy un debate a medias, no soy ni seré un debate psicológico, no soy valeroso quizás para palabra alguna. Ninguna de esas algunas desea estar una junto a la una. 

Escasez en mi cabeza y agotamiento en mi subconsciente, alejo de mi sin desearlo esas palabras, esas dulces palabras que llenaban mi vocablo, esas dulces melodías que escribía a medianoche mientras a los alrededores brillaba un alma libre de pensares, libre de interrogantes, tan libre y tan pura como un gracias pero no gracias.


jueves, 20 de julio de 2017

Introspección

Ha pasado ya bastante tiempo desde la ultima vez que escribí. Ha pasado bastante tiempo ya desde que me sentí tan mal como para escribir, ha pasado ya mucho tiempo desde que me sentí tan felíz como para escribir. He recorrido tantos caminos en este año que no me he tomado el tiempo para escribir. Es de esta manera como vuelvo a mi desahogo, a mi diario, por que al final esto es un diario, tan personal y secreto como uno en físico.
Tengo ya 27 años de edad, creo firmemente que desde que comencé a escribir acá mi vida a sido mas refrescante, he tenido un respiro para el desahogo. Increíble leer y recordar todas esas cosas que sentía en cada momento de mi vida, no mentiré, muchas de esas cosas las había olvidado, momentos, frases, días y semanas enteras que significan tan poco que simplemente no recordaba. Les diré que me hice a la tarea de leer uno por uno los post publicados y otros que estaban en borradores (que no mentiré, ya recordé por que están ahi en borradores). Al comenzar se nota mi inmadurez, mis ganas locas de vivir, mi deseo de comerme el mundo y otras cosas también. Noté cuán importantes eran para esa edad el sexo y las amistades, incluso vi toneladas de ignorancia y errores ortográficos (aún los hay) pero sobretodo vi mucho sentimiento, mucha pasión. Al leerlo debías ver mi cara, era un poema, tanto pero tanto amor, sexo, odio, despecho, sufrimiento (y lo mantengo, sufrimiento de felicidad, de risa, de dolor, etc) una variedad absurda de sentimientos.
Pero este es un blog personal, un diario público donde cualquiera puede acercarse y adentrarse en mi vida personal, puede conocerme y saber quien soy realmente, puede ver mi lado positivo y negativo, mi lado aburrido y... bueno lado divertido no creo tener, si pero no, algo asi como una cosa es una cosa pero una cosa puede ser parte de la otra si la cosa no afecta a la otra. Por tal motivo me seguiré expresando tan transparentemente como el primer día, incluso dejando en evidencia mi inmadurez e ignorancia, por que "sin tramoya no hay lectores".
En la plenitud y paz en mis sentidos y de mis sentimientos, espero retomar el blog más seguido.
Gracias a ti por tomarte la molestia de leer estas líneas.


sábado, 14 de mayo de 2016

Holgorio

Hacen ya cuatro meses desde que le conozco, hace 1 mes desde que decidimos unir nuestros futuros. Un suave suspiro en el universo mismo. Somos solo un fragmento microscópico de la vida humana en la tierra. Aun mas, somos solo algo pasajero en la vida. Nadie recordará nada, nadie escribirá nada de nosotros. Así es la existencia misma, tan efímera como el pasar de una mosca frente a alguien que parpadea.

Sentado sobre el suelo, levanto mis manos para escribir en la computadora algunas sensaciones que me embargan durante ese momento y sin pensarlo me detengo, no hay explicación
solo no puedo, no hay nada que escribir, no hay realmente nada que decir.

¿Qué sería de mi si no pudiera hallar desahogo en las palabras? Cada una de ellas las tomo prestadas del diccionario y con ellas me voy liberando. Con ellas me voy desahogando. ¿Dónde están ahora esas palabras? Si siempre me han acompañado a donde voy, si nunca me han abandonado cuando más las he necesitado. Ahora sentado sobre la computadora, hago el llamado, solicito de su ayuda, pero nada parece ser suficiente para que las palabras puedan aparecer.

Generosa y tierna esperanza que llega en el momento adecuado, indagando sobre lo ocurrido, preguntándose a sí misma si ella debe estar allí. Acumulo de dudas más que respuestas, nada parece irse solucionando, nada tiene la vía sencilla para lograr su cometido. Divertido se ha establecido acá.
Me levanto y escucho unas palabras. “Yo soy”, comprendo el significado, pero no el contexto de por qué han aparecido esas palabras en mi cabeza. Yo soy. Yo soy Kristofer, un humano promedio, de contextura e inteligencia promedio. Aja, ¿y ahora? Qué sirve el significado de quien soy para desahogarme.

Surgen mas palabras en mi cabeza, “Yo ante ti, soy lo que soy” y todo cobra sentido, hasta que notas que realmente nada tiene sentido. Una sensación de comprender algo aun sabiendo que no comprendes nada. En el vaivén de nuestras desgracias, tan pocas son que las alegrías se desbordan. Tan pocos son los rascacielos que la dicha es solo para algunos.


En aquel entonces no comprendía muy bien la sabia respuesta de mi subconsciente. Algunas veces quien más solo está, es quien se encuentra más acompañado. La mente, mi mente, tu mente, la mente que formamos, la que imaginamos, cual es real, cual es falsa, si todas se nos presentan de una forma tan tangible que las confundimos entre ellas, ¿Dónde comienza mi mente y termina la tuya? No hay límites reales entre lo que pensamos y lo que somos. No hay dicha sin tristeza. 



martes, 10 de mayo de 2016

Asi y de otra manera

Dulces melodías invaden la habitación, empalaga bocas y crea cierta expectación sobre que es lo que sucederá de acá en adelante. Nada es tan fácil ni tan difícil como creemos. Algunas veces si las vemos desde afuera, podríamos decir "que tontos somos", asi es, que tontos somos. Las casualidades de la vida no tienen un significado, por eso mismo se llaman casualidades, no le demos a ellas algún sentido de destino. El destino no existe, nunca ha existido, ¿nos creemos tan importantes como para creer que algo o alguien dirige nuestras vidas en hasta el más mínimo detalle? Somos simplemente un grano de arena en el tiempo infinito de la existencia, somos tan insignificantes que seguramente (a la mayoría) nadie recordará en tan solo 1 o 2 siglos.  Muchos pasaremos nuestras vidas sin hacer algo realmente grande, algo importante, algo tan significativo que quedemos registrados en la historia universal.

Si todo va siguiendo ese curso ¿Por que darnos mayor importancia de la que merecemos?. Seamos conscientes de que cada hecho que marca nuestra vida es producto de nuestro juicio y de nuestras decisiones. Vivir, ¿una decisión o un simple hecho que aceptamos asi debe ser?. Y la felicidad, ¿se consigue o se da espontáneamente?  entonces como conseguir vivir felizmente. Soñemos y descubramoslo juntos.

lunes, 9 de mayo de 2016

El Aura



Entre ruidosos callejones de la ciudad, la luz inclemente del sol golpea mis pupilas, mi cuerpo comienza a sudar descontroladamente, mis manos se sienten frías por el contacto del aire con las mínimas gotas de sudor que bajan desde la palma hasta los dedos. Se siente cierto malestar en el abdomen y se lo achacas a una indigestión. Mis manos se vuelven inestables así que me detengo en una esquina, procurando estar lo suficientemente lejos de cualquier objeto punzo cortante, o de un lugar que puedan ocurrir daños materiales. El aire se hace más ligero, sientes que vuelas, sientes como cada dedo se desprende de tu mano y cada mano de tu brazo, así hasta llegar a tu cabeza que la sientes como aplastada sobre el asfalto. 

Y de pronto la percepción se pierde, entras en un estado desahuciado, te preguntas ¿podré algún día lograrlo?. Cada sentido comienza a desvanecerse, todo inicia con el gusto, la saliva se pierde, se reseca la boca, nada es ácido ni amargo, aunque según dicen algunas experiencias se tornan dulces, no es mi caso. La audición es la segunda en desvanecerse, el zumbido en mis oídos se incrementa segundo a segundo hasta que ya no oyes nada, quizás oyes el silencio o el silencio te oye a ti. La paz comienza a invadir mi mente, sin embargo siento levemente los latidos de mi corazón, unos mas fuertes que otros, esa inexplicable sensación de paz y agitación juntas de la mano, ¿quien diría?. Mantengo mis ojos cerrados, bueno, no se si están cerrados, simulo que si y veo una luz, hermosa, amarilla. Muchos dicen que el color no importa, siempre varía de persona a persona, pero jamás varía en la misma persona, le llaman AURA, mi aura es amarilla, trato de sonreír, ¿se hará evidente? No lo creo, ojalá fuera así. Hace tiempo indagué el porqué de la variación de color entre personas, dicen que cada color tiene su significado, el amarillo o dorado dependiendo de gustos, representa a alguien sociable, atento, brillante y bastante crítico. ¿Soy sociable? ¿Seré acaso atento?, Brillante no soy, nadie me lo ha dicho ¿o si?, crítico, soy crítico, -sonrío-. Perdí mis demás sentidos, nunca presto atención, siempre me entretengo en el aura, lo importante, lo intangible y maravilloso del ser humano.

No me siento físico, me siento energía pura, me siento eléctrico, magnético, soy algo más que solo un alma, un aura, siento que soy parte de aquello que llaman Dios, de aquello tan sublime que con solo imaginarlo en esta sensación abstracta me lleva a la paz. Una tranquilidad así, en medio de tanto desastre y tanto dolor no tiene lógica. Si Dios es real, le he visto, le he tocado, Dios me ha dado su fuerza, su valentía. Dios me ha dado su aura. Dios me ha demostrado que en el caos está el silencio y en mi mirada está el. 

La paz decae, los sonidos de gritos y las cornetas de automóviles se escuchan cada vez mas fuertes, la luz comienza a brillar y mis pupilas se contraen, comienzo a tener un sabor amargo metálico en la boca, comienzo a percibir el tacto de otras manos sobre las mías y los olores de orina comienzan a llegar a mi nariz. Mis pulmones toman un gran bocado de aire y caigo nuevamente a la realidad. Solo he conocido a Dios por unos segundos, los segundos mas valiosos de mi vida, mejor dicho, la energía más valiosa de mi vida. 

 Despierto consciente de todo ello y de aquellos junto a mi, quienes preocupados me dicen "estas bien" ya pasó, me levanto, paso mis manos por los labios retirando restos de saliva espumosa y les digo, ya pasó disculpen este mal rato.

jueves, 5 de mayo de 2016

Invierno

Cae la noche y del bolsillo saca un cigarrillo para lograr engañar un poco al cuerpo sobre el duro invierno que cae sobre la ciudad y por supuesto sobre el corazón. Camina hacia un bar en una esquina de la calle y al entrar grita con voz quebradiza ¡Una cerveza por favor!

Saca del bolsillo un billete húmedo y destruido, cancela su pedido y se retira con un caminar desanimado. Pasea por las calles que adornan a una hermosa cuidad turistica llena color y vida. Para ese entonces, no hay vida, ni colores. Se sienta en una plazuela, en la banca con mayor iluminación posible junto a una señorita que tiene un libro llamado "el placer de vivir" en sus manos. Le mira y le parece arrogante, solo leer el titulo del libro le hace pensar que tipo de persona es. 

Ella expresa una sonrisa, el voltea a verla y ve como sus ojos al parecer no han notado de su existencia. El se levanta suavemente quizás para no anunciar su presencia. Camina alejandose del lugar pero girando cada cierto tiempo para ver si ella le seguía con la mirada. De cada vez que giró ninguna fue afirmativa.

Quiere beber, sin dinero solo le quedan los cigarrillos en el bolsillo. Saca uno y está roto, maldita humedad -
dice con cierto enojo y se detiene cerca de un faro de luz en la entrada de la calle Wallet. Levanta su rostro hacia el cielo sintiendo puntos fríos cayendo del cielo sobre sus labios, se anuncia el inicio de una nevada.

Esperanza

¿Una palabra o un sentimiento?, ¿una emoción o un ideal? Ya es la tercera vez en el día en la que el señor Ka se detiene a pensar en ello. Sentado sobre un sillón bastante grande con cojines lo suficientemente acolchados para tener altas expectativas sobre su comodidad Ka lleva una mano hacia su cabeza suavemente para no despeinarse y se recuesta sobre ella, con la otra, levanta un vaso de agua, bebe un poco y sus labios dibujan una sonrisa de placer.

El día es caluroso, hay una falla eléctrica masiva, un blues de nombre “at last” suena de fondo proveniente de un teléfono móvil y el ambiente toma un tono naranja, envejecido, de antaño. La luz toca suavemente la superficie húmeda del vaso de agua y se dibuja la trayectoria de una gota deslizándose a lo largo del mismo cayendo sobre una hoja blanca en el escritorio. Las ventanas y puertas abiertas intentan eliminar interferencias por si una ráfaga de aire decide entrar al lugar, cual invitado de honor.

Los pensamientos corresponden al ambiente presente y se arrojan toneladas de sensaciones por el cuerpo, algunas terriblemente incómodas y otras sumamente agradables. Pensamientos de alegría cruzan esa autopista colapsada de emociones y solo una palabra logra calmar tanto desorden, esperanza. ¿Qué es la esperanza? ¿de dónde proviene? ¿Qué la motiva?

Comienza la lluvia de ideas y tal cual como en el estado climático, las ideas comienzan a caer en un desorden infernal sobre el suelo, sin coordinación. Las frases comienzan a romperse y ocurre una mezcla de palabras que hacen incapaz a cualquiera de resolver el acertijo. Ka toma el vaso de agua nuevamente, pero este cae al suelo, el cristal se fractura y el líquido se esparce por todos lados principalmente sobre sus zapatos imitación barata de cuero, se dibuja un gesto de molestia sobre su rostro y con la mano libre trata de limpiar un poco el desastre hasta que debe quitar su mano de la cabeza para levantarse y alejarse de lo acontecido.

El calor toma cada vez más posesión del lugar y su piel comienza a transpirar, desde su rostro hasta su espalda pequeñas gotas se deslizan y humedecen su vestimenta. Todo ello no le distrae de seguir en la búsqueda del significado de la esperanza. No ha limpiado el suelo, posiblemente no lo haga, quizás el calor logre evaporarla rápidamente, o eso cree el. ¿Lo cree o mantiene esperanza en ello?
El amor es la gota más dulce de esperanza. Todo comienza a oscurecerse y Jota Eme toma control de los pensamientos de Ka, un suspiro brota de su pecho y sale por su boca que dibuja una sonrisa bien definida. Eso es esperanza, eso es. ¿Lo comprendes? Se pregunta Ka hacia sí mismo tratando de convencerse a el mismo que es poseedor de las respuestas sobre el tema.

Se recuesta sobre el sillón con una expresión de saber el secreto de la vida. Lleva sus manos a la nuca y piensa: Heme aquí convencido de que lo perdido solo me ha hecho mejor ser humano. ¿Cómo? Pues te diré que, reescribiéndome por partes, así tal cual como si habláramos de un código genético. Al tomar el vaso con mi mano mantenía la esperanza de poder beber un poco del agua fría y refrescarme, pero eso no ha ocurrido, al contrario, he perdido el agua y la esperanza de beber dicha agua pues ha caído al vacío, a un suelo que se lleva todo anhelo de tenerla en mi boca.
¿Qué ocurre cuando le veo?, quiero abrazarle y mantengo la esperanza de que me acepte hacerlo. Si no ocurre, muere la esperanza y quizás las ganas de hacerlo, no, las ganas de hacerlo no, pero mueren las sonrisas que ese hecho acarrea. Eso es la esperanza.

Ka vuelve su rostro hacia su móvil, ve el número de Jota Eme, he ahí la esperanza, hela ahí mezclada entre otros muchos de sentimientos dulces, aquella empalagosa, aquella melosa esperanza. Marca el número y la esperanza se va levantando entre otros sentimientos para tomar la segunda posición en la cabeza, mente y cuerpo de Ka. Conforme pasan los segundos la ansiedad escala posiciones para quizás destronar a la esperanza. Las manos comienzan a sudar, esta vez no por el calor, su corazón comienza a bombear cada vez más fuerte y su respiración se agita. Se cae la llamada y la esperanza también.

Ka mueve su cabeza de una manera ladina y se dice a si mismo ¿Ves? La esperanza es esa agua condensada sobre la superficie del vaso, a punto de caer y a punto de perderse, pero también es el líquido dentro de dicho vaso. Al caer, puede haberse apreciado como si se perdiera, pero te das cuenta que solo la esparciste, aún existe, aun es tangible sobre el suelo y los zapatos. Así es la esperanza, se riega por los rincones del pensamiento haciéndose más fuerte cada instante.

Ka, levanta una mano sobre la luz del sol que cae directamente sobre su ojo derecho cubriendo medio rostro. Y el motivo, el motivo viene de otros sentimientos, dice en voz alta haciendo que las otras personas detengan su mirada en él. Viene de ese sentimiento que surge cuando le abrazas y le dices te quiero, surge de esos besos que no quisieras se terminaran y en especial surge de saber que le quieres para el resto de tu vida. La esperanza suele parecer independiente pero la verdad no es más que un sentimiento que se comporta simbióticamente con otros. Ellos crecen y ella también lo hace.


Suena el móvil, Ka se da cuenta que es Jota Eme, sonríe con enorme felicidad y claro, con enorme esperanza, se levanta y contesta con un divertido y bastante común Alóo.

jueves, 28 de abril de 2016

Si los sueños fueran historias y las historias solo sueños

Hoy desperté y mi vida había vuelto a cambiar. Destruí un futuro y soy culpable de ello.

Hola, espero estés bien, he levantado mi cabeza a ver el pasado y me he convertido en alguien extraño, alguien que odio, es decir, soy aquello que odié tanto tiempo. Cometí un grave error y perdí alguien valioso para mí, tan valioso que vi mi futuro con él. Así empieza esta historia y así fue como la destruí.

Quizás no me perdones nunca, quizás tus labios mencionen el hecho de disculparme, pero, y ¿tu alma?, acaso ¿serás capaz de perdonar algo tan doloroso sinceramente? Jamás es la palabra que se pasea por mi mente. Quizás jamás vuelva a tus brazos y el viento levante las cenizas de lo que sentimos y las esparza por el mundo, dando vueltas a lo largo y ancho del planeta, contando una historia, contando nuestra historia.
Se dice soy aquel que destruye lo que construye, tienen razón. Estoy en caída libre, las verdades ya no son verdades y las mentiras son muros fabricados de roca solida jamás tallada, jamás tocada, jamás llevada a escombros. Como callar esas voces en mi cabeza, como decirles silencio, como decirles que ya te dije cuanto te quiero, que ya te dije que no habrá día que no te pida perdón por haber quemado esa página de un libro donde tú y yo estábamos dibujados.
Ven, no te vayas, no cierres la puerta en mi rostro, simplemente no la cierres, quiero cruzarla contigo siempre, no sueltes mi mano, no lo…hagas que mi mundo pierde su color, se vuelve gris, ese color cemento opaco que me lleva a una realidad donde lo único capaz de animarme es recordarte. Dale color a mi vida que aún necesita ser pintada, aun cuando tu suave pincel se haya dañado con la tela de mi cuadro y ya no pinte tan bien como antes, quisiera pintaras mi vida nuevamente, entre pintura y pintura tu pincel quizás vuelva nuevamente a ser tan suave como debe.
Siento haberte hecho derramar lágrimas por mi culpa, pagaré cada una de ellas con las mías, no hay manera ni razones para haber sido tan cruel con alguien quien te confió su corazón. Lo quebré, pero como profesional en la odontología en mi día a día debo reparar piezas destruidas y tratar de convertirlas nuevamente en obras de arte, tan perfectas como en antaño, déjame tratar de restaurar ese corazón que tan temeroso me confiaste.

Te quiero, dos palabras que surgieron en mi tan naturalmente contigo. Cada mañana al despertar es lo primero que pasa por mi mente, jamás te lo seguiría diciendo si no fuera de esa manera. Quiero un futuro tan maravilloso como esas historias que escribimos y nunca revelamos. Quiero tenerte a mi lado y saber que cuando lo necesite tendré tu mano apretando fuertemente la mía.
Como puedo dejarte ir si fuiste mi felicidad, eres tú, no hay nadie más. Déjame abrazarte cada noche, déjame ser quien de nuevo te abrace cada segundo del día, déjame ser quien acelere tu corazón de la felicidad. No quiero herirte nunca más, no lo haré. Oír tu voz, ver tu rostro, no hay momento contigo que pueda borrar, como borrar de mi vida alguien tan maravilloso. Como podría no volver a verte, ¿cómo podría?

El viento golpea fuertemente la ventana, una sonata se oye levemente y a lo lejos logro divisar a alguien de pie, no sé quién es, siento miedo, no sé quién es, la luz comienza a hacerse más evidente al igual que su rostro, un rostro tan casual para mí que suelo verlo cada día en el espejo. Le pregunto qué ha pasado y ni siquiera él logra explicarse que ha pasado. Nunca establecí un juego, jamás quise jugar, puede que digas que lo hice, te comprendo, no fue nunca mi intención. 

miércoles, 2 de marzo de 2016

Ser o parecer

Nada es tan fácil ni tan difícil como creemos. Algunas veces si las vemos desde afuera, podríamos decir "que tontos somos", así es, que tontos somos. Las casualidades de la vida no tienen un significado, por eso mismo se llaman casualidades, no le demos a ellas algún sentido de destino. El destino no existe, nunca ha existido, ¿nos creemos tan importantes como para creer que algo o alguien dirige nuestras vidas en hasta el más mínimo detalle? Somos simplemente un grano de arena en el tiempo infinito de la existencia, somos tan insignificantes que seguramente (a la mayoría) nadie recordará en tan solo 1 o 2 siglos. Muchos pasaremos nuestras vidas sin hacer algo realmente grande, algo importante, algo tan significativo que quedemos registrados en la historia universal.

Así es, la vida la forjamos nosotros, nosotros hacemos nuestra propia mala o buena suerte. Quizás creemos el destino por miedo, el miedo a tener en nuestras propias manos la potestad del futuro, tenemos tanto miedo a ser lo que queremos ser que creamos una palabra a la cual achacar todo lo malo y algunas veces lo bueno que nos ocurre, "destino" le llamamos e incluimos el lado espiritual y religioso en ella, somos básicos, somos simples.

Juguemos, sigamos jugando a este juego del destino. Aún no se si es darse por vencido, ser cobarde o solo dejarse llevar pero a veces suele ser mejor entrar en esa costumbre tan insípida de creer en el destino, dejarle todo al destino. Tu y yo, una parte del destino. Pretendamos ser tan relevantes en el universo para decir que alguien o algo nos unió, nos dejó querernos y luego nos alejó.


lunes, 29 de febrero de 2016

Una aventura más



A la derecha esta el, un joven de 26 años que cree que una taza de té verde y una buena conversación es suficiente para ser feliz. El es un loco, torpe y distraído, jamás le ha dado importancia a las cosas que realmente merecen toda su atención. A la izquierda, un joven de 23 años que cree que la vida es una historia que se debe vivir paso a paso, es serio pero divertido, alegre pero melancólico, detallista y sumamente inteligente. ¿Y entonces, algo puede salir mal? O ¿Algo puede salir bien?

No se engañen, esto no es una historia de amor.

Quizás el joven que está a la derec... ¿pero donde coños se ha metido?
- Ah, perdona. La historia comenzó algo aburrida y descriptiva por lo que me fui a comprar estas empanadas de pollo ¿quieres una? -- Eh!, no gracias, déjame continuar la historia, ok, continuemos:

Quizás, no, seguramente el joven de la derecha no ha precisado que a solo unos pocos metros y justo a su izquierda se encuentra alguien que le puede brindar una grata conversación junto a una taza de té verde. El de la izquierda, ha precisado toda la situación, se ha reído del tema de las empanadas, ha notado su leve sobrepeso por dichas empanadas, unas orejas algo grandes, una estatura algo mayor que la del promedio, un ensamble algo "rustico" y claro está, su agradable -desagradable- humor.

El de la derecha, -aun comiendo sus empanadas- ha tardado pero ha logrado visualizarlo, se ha sonrojado al saber que le miran fijamente con una sonrisa, pero algo pasa, ya no esta sonrojado, está pálido, pone sus manos sobre su abdomen se encorva y oh! no, aquí viene, ha vomitado al de la izquierda. ¿cual fue su reacción? no la que adoptaría cualquier persona normal. Se ha reído, asqueado pero con una sonrisa. 

--Espera un momento, asqueado si estoy, pero esta risa no es de diversión. - Vale comprendo, entonces continuaré diciéndolo de esta manera: Se ha reído, asqueado y con una risa nerviosa por la incomodidad de la situación.
-- Vale suena mejor.

Entre comida a medio digerir, disculpas y mucha pero mucha incomodidad se presentan, derecha e izquierda, polos opuestos, polos divertidos. El joven de la derecha se alej... ¿Pero que hacen?

El joven de la derecha parece estar abrazando al de la izquierda y ¡anda! Se han besado ¿recuerdan que dije que esto no era una historia de amor? Todo va muy rápido, el de la derecha le ha dicho "te quiero", menudo gilipollas. La verdad el que la historia la cuente yo y no salga como estaba ensayada no me molesta, la verdad, va divertida. 

Esperen, el de la izquierda se aleja un poco aunque aun mira hacia atrás, el de la derecha también. Y ¡wow! Ambos han cruzado palabras bastante subidas de tono, parecen alejarse, se alejan, bueno asi era realmente la historia. 

¿Y ahora? El cuento quedó mal, no no no no, traiganlos de vuelta, esto no puede terminar así, si se quieren. 

Ey tu el de la derecha el idiota, dime que ocurr mejor aun dime que sientes por el.

- ¿Yo? Nada, no siento nada, no siento deseos de verle más, nunca más, no siento deseos de estar con el más nunca. 

¿Estas seguro?

-- En serio no quieres verme más. Quizás las cosas son mejor asi, te tomo la palabra.

¡Vaya! Aquí solo falta una canción de Pimpinela como fondo. A ver, tu el de la izquierda ¿quieres hablar? ¿No?, vale. El de la derecha quiere decirte algo, algo sincero, algo real, a ver dile, dile.

- Te quiero, no se desde que momento pero es asi, la primera vez que te vi, afuera de tu casa con esos pantalones vinotinto y una franela-sueter azul (en mi.mente estabas vestido asi) hubo un clic, tal vez no tenemos la mejor de las historias sobre como nos conocimos, eso de estar dibujados en una hoja blanca y que relataran algo del otro mientras yo te vomitaba pues no es la manera mas linda de decir que te conoci, pero asi fue, asi te conocí, asi te tomé cariño, asi te celé por primera vez, ese dia te abracé, abracé a un desconocido de la nada, confié en ti, te abrí mi vida y desde ese entonces, eres el dueño de mi tiempo, no es que haya pasado mucho tiempo, creo que el lector a lo sumo habrá leído nuestra trama en tan solo unos 4 minutos y 10 segundos. Pero han sido los mejores 4 minutos y 10 segundos de toda mi vida hasta ahora, ni siquiera cuando el autor me dibujó un título en esta hoja en blanco fue tan especial. Lo mejor que me ha pasado hasta ahora es conocerte joven de la izquierda. Somos de lados opuestos, somos diferentes, hemos aprendido uno del otro, he sido cruel, digo cosas que no siento y que no debería decir, tengo defectos y soy humano. Te quiero, no hay mas nada que decir, por que simplemente el decirte esto dice todo, dos palabras, 8 letras y un espacio luego de las dos primeras. Eso dice todo, por que cuando el autor te dibuja un corazón y hablas a través de el, solo se puede ser sincero. Izquierda, no desaparezcas de mi vida, no lo hagas, esta hoja tiene fecha de vencimiento pero no implica que lo que se dibuje en ella la tenga. Quedate, aquí estoy yo, soy el idiota mas idiota del mundo por dejarte ir, cometí ya ese error, pero quiero arreglarlo. Me has hecho feliz, nadie me había cambiado tanto, tanto y para bien. Soy la mejor versión de mi cuando estas cerca, han habido discusiones (muchas mas de las que el autor se ha dado cuenta) pero eso jamás borrará lo lindo que vivimos en estos 4 minutos y 29 segundos. 

...









Sueños realmente imaginarios

Levantas tu mano al cielo, pareciera que tocaras las estrellas, pareciera que dibujaras con ellas. ¿Juegos de amor?, allí yacen cientos de preguntas, en una sola sonrisa, en un solo momento.


Al despertar él siempre desarrolla una misma rutina, toma su taza purpura y se sirve exactamente tres dedos de café, le coloca dos cucharadas de azúcar y una de canela, al terminarla, se va a la ducha, se viste y le da un beso en la mejilla a quien considera el gran amor de su vida, se despierta, le toma por el brazo y caen en un beso pasional, él le rechaza con una sonrisa y con una expresión de confidentes, se hace tarde.


Nada es lo que parece. Se levanta de la cama, necesita un café, un gran dolor de cabeza le hace imposible permanecer a su lado. Se ducha con lagrimas en los ojos, restregándose fuertemente todo su cuerpo con la esponja de baño, se viste y se coloca perfume, tratando de ocultar el asco que siente. Se esfuerza, por que le ama, trata de darle un beso en la mejilla pero el olor a otro cuerpo, otra piel le resulta repulsivo e inquietante.

Es tarde, quizás los dientes pueda lavarlos en el trabajo piensa sin ánimos y con cierto decaimiento. Mete la camisa dentro del pantalón, levanta su rostro al espejo y piensa, hoy no estoy tan mal.

Quizás el hecho de quererle así, solo y sin el, no sea más que un extraño vestigio de algo que a duras penas se mantiene a flote.

miércoles, 13 de enero de 2016

Maravillas



No sabe como llegó allí, en realidad ni siquiera sabe en que lugar se encuentra, la eterna búsqueda de lo imposible diría su mejor amiga. Mira sus manos fijamente, están temblando, con eritemas y cree que ha sido suficiente por el día de hoy. Toma su bolso y comienza a guardar pequeños fragmentos de lo que parece una piedra preciosa del suelo, más que por una reliquia, un recuerdo.

No conoce diferencias entre el día y la noche, para ella son iguales. Hoy, se recuesta con una sonrisa en el suelo, no hace calor ni frío en aquel remoto lugar por lo que no amerita ningún abrigo. No hay insectos, no hay agua, no hay sol. Mira hacía arriba y todo lo ve negro, ni que decir que su única fuente de luz se apagó hace ya unas tres horas, a diferencia de su ímpetu por permanecer en la búsqueda, la búsqueda de una maravilla.  

Se conoce bien, tiene unos ojos color avellana que se aclaran cuando esta feliz, frunce el ceño cada vez que tiene que sonreír, su cuerpo, delgado pero fuerte siempre ha sido su mejor arma, sin embargo, su característica mas resaltante es un lunar de forma extraña que tiene más abajo de su garganta, nunca le ha visto forma, pero siempre caen intrigados en él, su color, forma y textura no es común. Quizás ni siquiera sea un lunar.

Se aventura lejos de ese lugar sin un rumbo definido, de igual forma lo que busca nunca nadie lo ha visto, no importa a donde vaya, siempre será un buen lugar para buscar. Su aparatoso viaje, lleno de esperanzas para su familia, que aunque no les hace falta recompensa alguna, si les brindaría algo que jamás nadie ha conocido. Divinas maravillas, unos creen en oro, otros creen esperanza, otros simplemente no creen.

Creer, ¿que será creer?, algo que le ha intrigado mucho es la fascinación de las personas por algo tan mitológico como una maravilla. La verdad, su motor de arranque solo ha sido su inestabilidad emocional y claro, su incapacidad de poder decir "no" a las demás personas. ¿En que puede creer alguien que actúa de este modo?, creer, lo piensa detenidamente y pronuncia esa palabra con voz fuerte, sonríe y se levanta del suelo donde se había recostado hace ya unos minutos para descansar.

A los lejos, se divisan los templos del cielo. Con asombro los observa detenidamente, ver un mito como lo son dichos templos le hace pensar que quizás las maravillas también existan. No ha visto a ninguna persona en varios días, ni siquiera en unos templos tan bien cuidados y conservados logra cruzarse con alguien. Extraña el calor humano, su cuerpo comienza a sentir el deseo de contacto, del roce de piel, se sonroja de tener esos pensamientos en un lugar como ese, así que toma una capsula de hidratación con su mano derecha y la lleva a su boca.

Camina por inmensos pasillos con hermosos murales en sus paredes, pasea por hermosos cuartos de meditación, salas de juego al aire libre, se enamora perdidamente de aquel lugar, la paz que brinda, sonríe extasiada y se recuesta sobre el tallo de un árbol, allí se fija que tiene marcas en el, no son textos, no son figuras ¿que es?, recuerda inevitablemente lo que su abuela le decía cada vez que se sentaba a comer con ella e irremediablemente reconoce el significado.

Escucha un ruido, no hay espacio para el susto, camina lentamente hasta que entrada en un cuarto de meditación, ve un caliz sobre una mesa, estaba segura de no haberle visto cuando hizo su recorrido. Alguien debe de haberlo puesto allí. Entonces si hay alguien, alguien llegó al templo como ella sin notar su presencia. Ahora el miedo la invade, ¡huida! piensa, retrocede con temor y corre rápidamente.

En la huida, la adrenalina le hace correr más fuerte, gira su cabeza hacia atrás tratando de poder observar al desconocido pero no hay nadie, no hay mas sonidos, solo se oye la calma a lo lejos y una respiración agitada que proviene de ella misma. Se detiene suavemente, sus ojos están exhaustos, su cabello húmedo de sudor, otra capsula de hidratación no caería mal.

Inexplicablemente sigue sintiendo un miedo irracional, quizás originado por tan hermoso y enorme templo del cielo. Su rostro no refleja expresión alguna, no dice nada, solo yace sentada en una esquina del patio. Toma su cuerpo con ambas manos y postra la cabeza en sus rodillas. -Que me sucede- expresa entre lágrimas.

El sueño logra vencerla, cae hacia su derecha y placenteramente duerme. Unas horas luego, algo le molesta, algo le inquieta, no sabe que es pero sus ojos se sienten abrumados, trata de abrirlos y no puede, siente que le quema así que los cubre con sus manos. A medida que su cuerpo se va acostumbrando descubre que no es más que la luz del sol, un sol apagado hace tantos años pero que brilla a plenitud justo ahora encima de ella. ¿una maravilla?.

Se siente desconcertada y piensa;
"Hay maravillas que no tienen nombre ni sentido. ¿Como explicaría Stanley Kubrick una historia de vida donde sus protagonistas aún sin conocerse juegan a ser felices?, quizás ya lo hizo -presta más atención kris, te estás perdiendo-. La necesidad de explicarse yace en la intensidad de las sensaciones encontradas. Las maravillas, esas maravillas, dulces maravillas que consigues inesperadamente y alborotan tu mente, destruyen miedos y debilitan tus pensamientos. En el laberinto de nuestra mente esas maravillas se pierden, quedan atrapadas y sin lugar a duda es difícil que logren escapar, tal vez debas lidiar para siempre con ellas -pero Kris, para siempre es mucho tiempo-. Las maravillas no son ni objetos ni personas, ni sombras ni luces, no es tangible ni intangible, quizás, solo quizás, con permiso a la duda, puede que las maravillas no existan y aún así, con tanta nostalgia en mi garganta, deseo vivir una maravilla. No consigo explicación, de uno u otro modo quizás justo ahora sin darme cuenta, estoy viviendo una maravilla"

Al razonar un poco respecto a ello y sonreír recordando su abuela, algo le hace fruncir el ceño, algo no está bien, nada está bien. Su cuerpo comienza a desvanecer, siente escalofríos, un fuerte impulso eléctrico por sus extremidades, hace sol, le dijeron que el sol es calor pero no soporta el frío, sus labios se quiebran y recuerda que los templos del cielo son los lugares más fríos del mundo.

martes, 30 de junio de 2015

Comer, Rezar, Amar, así se describe mi inicio en la lectura

Hace poco he comenzado mi aventura por la lectura, sinceramente es extraño para mi el ser un devoto fan de la escritura y no ser ampliamente atraído por la lectura, es algo completamente absurdo debido a que una no existe sin la otra, sin embargo, esta aventura tan maravillosa e indescriptible que me ha convertido en alguien sumamente distinto a aquel joven de hace un año (casi la totalidad del tiempo que llevo sin escribir una entrada en este blog. Blog que representa mi depósito de sentimientos) comienza con el título de esta noche.
Todo este tiempo desaparecido en casi su totalidad de la internet, no se debió a secuestro o algún hurto material que me impidiera poner al día este blog (básicamente las menciono por que Venezuela está en una sombra algo turbia de su historia), pues no, tampoco hubo un loco amor desorbitado que me hiciera perder mi camino, tampoco perdí mi contraseña ni fuí victima de "hack".

Aunque si hubo un amor en esta temporada, no fue ni largo ni tan amor. Pero vamos, que me estoy adelantando. Todo comenzó en noviembre del año 2014, el cinco si se preguntan que día. Ese día estaba cumpliendo años, a pesar de que no recibí muchos regalos, no recuerdo realmente como llegó a mis manos, pero llegó una película en la que su portada aparecía Julia Roberts comiendo un "gelato". No me atraía en lo más mínimo ni su trama ni sus referencias, mucho menos la crítica que obtuvo. No soy fan empedernido de las comedias románticas ni autobiográficas. Lo cierto del caso es que solo la puse a un lado y pensé que había acabado el tema allí.

Para mi sorpresa no fue así, mientras estaba sentado junto a mi hermana, surgió de la nada el tema del libro en que se basa la película, le mentí diciéndole que si había visto la película y que me gustaría leer el libro (¡Mentiras! soy un maldito mentiroso), si que noté en su rostro algo de incredulidad pero no fue más allá. 

En mi relación, la relación en la que estaba si que habían ciertos períodos de tiempo en los que discutíamos demasiado, sentía que todo se tornaba un eterno infierno, algunas veces quería literalmente salir a caminar en la madrugada por mi ciudad y tomar mi tiempo para pensar las cosas (cosa impensable en este país, si ya ni a plena luz del día se puede hacer). Entre tantos altibajos en la relación recordé la reseña del libro así que aún sintiéndome culpable por mentirle a mi hermana decidí correr en la búsqueda del fulano libro - y poder acabar el tema en una lectura tediosa y complicada que al final seguro no acabaría en nada - o al menos eso era lo que yo pensaba.

Este país, su economía en decadencia, las importaciones controladas en su totalidad por el gobierno de turno (turno que ha durado bastante) y su dependencia total en las administración de divisas hicieron de mi búsqueda una aventura al más estilo de Indiana Jones, era como Kris y la búsqueda de "Eat Pray Love". La verdad un mal titulo para una película pero ya saben por donde va la idea.

A todas estas, ya había pasado fin de año, año nuevo, reyes, carnavales, semana santa y mi relación supuestamente adulta. Debo decir que me rendí en dicha búsqueda, la única opción que me quedaba - Descarga digital - ahí otro punto fallo, amazon y otras librerías digitales solo funcionan con divisas extranjeras, ¿como coños haces un venezolano para adquirir productos en moneda extranjera vía internet, cuando ahora solo dichas divisas eran y son otorgadas exclusivamente por la banca propiedad del gobierno y aparte de todo limitadas? (y me disculpa la expresión) ese es el socialismo que ellos profesan, todos son iguales si son rojitos nada más, el punto es que en años anteriores no importaba si eras de banca publica o privada podías solicitar tus divisas (300 dolares que ni para comprarme un móvil decente alcanza, aún sigo con mi fiel S3 pero que de algo servían).

Agotadas la mayoría de las posibilidades, pues visitemos Google y a descargarlo en formato pdf. Así fue y ya con mi ejemplar en pdf dentro de mi tablet pues ¡a comenzar!.

La verdad no soy de los leen, ¿la razón? pues sencillamente por que divago demasiado, considero que tengo algo de déficit de atención y no logro despegar mi imaginación y estar concentrado en su totalidad en el texto en cuestión. Por dichas razones, apagué televisor, radio, móvil, luces y abrí el archivo. Su portada "huevo sin sal" como se dice aquí en Venezuela, que no llama la atención, pero fuera de eso, incluso desde su hoja en blanco que da la bienvenida al título en adelante fue perfecto. Claro, perfecto hasta que mis ojos no aguantaron más y decidí dejarlo (eso fue casi a mitad de "comer" o viaje por Italia).

Allí quedó el libro enterrado entre miles de bits en mi tablet, olvidense que retomé la lectura de dicha manera, amo la tecnología pero para mi, y repito, para mi no sustituirá jamás el papel. Mis ojos ardían horrible y eso que bajé el brillo al mínimo y sostenía mi tablet a una distancia acorde, quiero decir, no tengo problemas en la vista. 

Llegó mayo, estaba en mis clases en el centro de entrenamiento de ortodoncia y una compañera me dice que comamos con una colega que llevábamos algo de tiempo sin ver. Para mi sorpresa y quiero decir, NO creo en el destino, pero ese día pareciera que existiera. Dicha amiga me comenta si puedo hacer entrega de un paquete a su amiga cerca de mi ciudad y muy amablemente le digo que si y que no tengo ningún problema. Al ver el paquete, estaba allí, era el libro tan deseado y tan buscado, la verdad no podía creerlo y apenas lo tomé, tuve que abrirlo inmediatamente. Su portada, asquerosa, era la de la película, ¿por que? por joder creo yo. Desde ese instante, créanme, nada pudo separarlo de mi.

Decidí empezar de cero y no continuar donde había quedado, por eso de que seguramente algún detalle se me había pasado. Pasaban las horas y recuerdo que era absurdo como alguien que no lee, podía estar tan entretenido y concentrado en un texto, me extrañaba yo mismo, no quería ver la TV, no quería revisar mi IG o mi G+, solo quería devorar página tras página.

¿Mi parte favorita? No lo sé, Italia fue maravilloso podría ser mi favorito, pero India e Indonesia me hicieron reír, llorar, suspirar, no tengo ni idea si hay algo que me guste más que lo otro. La parte mas entretenida sin duda alguna fue Italia (Comer), pero no por ello me gusta más. 

Creo que haber salido recientemente de una relación hizo que leer este libro fuera especial para mi. Recuerdo pensar que esa persona era mi David. Pero bueno, no nos salgamos del tema. Cuando leí la última línea del libro, recuerdo que suspiré y pensé - valió la pena leerlo - y a mi manera de verlo es perfecto de principio a fin, no le cambiaría nada. 

De allí me enteré que tenía continuación y me empeñé en que debo leerlo también. No fue ni siquiera un poquito más fácil de conseguir, con decirles que aun no lo consigo. Opté por la misma opción el bendito archivo pdf, solo quería leer un poco para saber de que iba y como iba. Sinceramente me desilucionó muchisimo al inicio, era como leer otro autor, otro tono, otra historia, como si la magia hubiera terminado, hasta que llegué al capitulo 3, de ahí me cautivó y no se como pero terminé leyéndolo completamente el digital desde mi tablet sin quejarme tanto de mis ojos. No fue nada tan especial como "Eat, Pray, Love" pero "Comprometida" fue maravilloso.

Ahora estoy comenzando " La firma de todas las cosas" de Elizabeth Gilbert, la misma autora, voy en el capítulo 6 (6 de 31, siento que al recordar eso me da pereza, pero si que es entretenido), a su vez leo "Cianuro espumoso" de Agatha Christie y así es  como ahora este escritor que no es escritor ahora es un lector que no es lector. 

P.D.: Luego de tanto, decidí ver la película y aunque no fue nada como me lo imaginé mientras leía el libro, es cierto que hicieron un buen esfuerzo en comprimir todo el texto y bueno, salió algo sin ton ni son que la verdad me dió igual.

P.P.D.: Gracias Elizabeth Gilbert por iniciar de la mejor manera mi gusto por la lectura, por inspirar un poquito mi vida y darle algo de forma a mis creencias ya establecidas. Gracias por esas sonrisas, alegrías y lágrimas que me provocó este libro. Come, reza y ama. 

P.P.P.D.: Si entregué el libro a su dueña.



¡Gracias!

domingo, 13 de julio de 2014

Entre tu y yo, un secreto

- Shhh! quedate en silencio. - ¿por que?
- ¿No crees en la buena suerte? - ¡Por supuesto!
- Entonces sonríeme que hace falta luz y estamos debajo de las sábanas y en completa oscuridad.
- Me gusta tu sonrisa. -Y a mi la tuya
- Shhh! ahi vienen. -¿Quienes?
- Quienes te separaran de mi. -¡¿Que?! no quiero separarme de ti.

     Ni que decir de las estrellas que brillan hoy en el cielo y me invitan a pensar que incluso en los peores escenarios la felicidad y la plenitud pueden estar presentes. Hay muchas sensaciones que hoy me invaden, pero no temamos que los peores males vienen cuando la rabia, el amor y la negación abordan el barco juntos. No temamos, que a pesar de estar rodeando mis pensamientos serenidad es lo que me invade.

    Es de humanos sentirnos vacíos, traicionados y desgarrados. La inquietud siempre toma protagonismo en nuestro destino y resaltando que más allá de que no crea en el destino, creo más en que no se puede creer en nada, ni lo visto ni lo sentido ni lo tocado puede llegar a ser real, no caigamos en ello que incluso los sueños y las pesadillas que tenemos muchas veces las consideramos reales.

    Que pensaría mi yo de hace un año de todo esto si luego de pensarlo con tanto detenimiento no hay preguntas sino respuestas, respuestas que surgen por todos lados y en todas direcciones. Ni siquiera la razón toma posición, todo parece absurdo aunque si algo es cierto, ya me lo esperaba, como dije, no hay fidelidad que haga esperar cien años ni amor eterno que dure más de una vida. Es hermoso hablar del tiempo y de como quisiéramos modificarlo a nuestro antojo, ¡wow! una linda fantasía que se queda en solo eso y que comúnmente se usa para mover dentro de nuestros corazones esos sentimientos y pasiones que añoramos.

- Si pensamos igual podemos lograr escapar. - ¿Confías en mi?
- Esa pregunta es tan difícil de responder, apenas te conozco, no se quien eres. - Aún así aquí estas.
- Tienes razón. - No digas más, los hechos son la mejor respuesta.
- Somos una paradoja. - Y aún así estamos aquí, frente a frente...
- Con diferentes puntos de vista y charlando sobre algo que no sabremos como terminará. - ¡Sonríe!.

    Cinco minutos han pasado, tengo frío, después de todo y no se si es por lo absurdo de la situación pero me da risa y no se si sea conveniente hacerlo a estas horas de la noche frente a una casa de la cual me han botado literalmente. Mi vejiga está llena, no debí tomar esa bebida hidratante que tanto disfruté en el viaje, ahora hasta esa pared de allí luce genial para drenar mi orina. Que mas da, ojos que no ven... Igual debería llamar un taxi aunque no tenga ningún número y la batería de mi móvil se esté agotando, creo que será mejor esperar el amanecer sentado en este muro, bueno, si no es que las hijas de la dueña de aquella casa en cuestión llamaran a la policía.

    Nunca hace falta un angelito ni sobran la oraciones de una madre que hacen posible que hasta en un camino tortuoso veas ayuda por doquier, no humana, pero ayuda al final. Espero reírme alguna que otra navidad contando historias como esta en la que el falso amor sobra y se hace presente permitiéndome ver la cosas como son y/o podrían ser.

     Bailando una hermosa balada como podría hablarte de la falsa mano amiga y no ensuciar la del falso amor que también la tapa, por ello es mejor cambiar la canción y mejorar la tonada que llevaba. La vida es un maravilloso disco de vinilo y poco a poco si nos esmeramos conseguimos la melodía perfecta para una grandiosa armonía.

- Eres un subconsciente maravilloso ¿lo sabias? - Por supuesto, provengo de una mente maestra.
- Formas parte. - ¿que?
- Que no provienes, formas parte. - Soy lo que soy gracias a ti que poco a poco me construyes
- Sátiro proverbio, ¿como podría yo el imperfecto formar alguien tan perfecto como tu/yo?. - Si.
- ¿Por que? - Por que nada es perfecto ni imperfecto, nada es real ni mentira. ¿que es real Kris?
- No lo sé Lenin, me encantaría saberlo pero a veces me da miedo - Descuida, se todo de ti, pero tu obvias muchas cosas de mi, nuestros recuerdos no son los mismos y es así como mi existencia tiene sentido en este plano.


     Ven aquí conmigo, canta de felicidad y disfrutemos un segundo agradable que probablemente no surja nunca más. Ya que importa si la verdad fue omitida antes, a la luz han salido muchas cosas ya y en los próximos meses seguirán surgiendo. Ven y dame un abrazo de buenas noches mientras se oculta el sol que mañana no habrá amanecer.

    Sonríe, que si la situación se dió es por que diste pie a ello, si te separaste de mi es por que en el fondo lo deseabas. En esta película no se debe buscar el villano ni el héroe, aquí nadie ganará un oscar ni globo de oro y aunque fue buena la película, con verla solo una vez basta para mirar a la cartelera y seguir, aunque admitiré que este film lo guardaré en mi biblioteca de medios.

- ¿Una composición? - Un asunto
- Decidamos entonces ya las direcciones. - A la cuenta de 3...2...1
- ¡Izquierda!  - ¡Derecha!
- Últimamente estamos existencialistas así que yo decidiré, ¡corre!
- A veces tomar decisiones sin pensarlo nos hace grandes, grandes idiotas, idiotas que no despediciamos oportunidades pero que abordamos un camino incorrecto. Tu y yo jamás concordaremos pero vaya burla estamos hechos. - Concordamos en eso Kris.
- Lo sé Lenin, lo sé.

   ¿Que fue lo que dijiste? discúlpame pero es que el ruido no me deja oír y siento que son palabras hirientes así que debo oírlas con mucho cuidado pues serán esas palabras las que siempre recordaré. Sé que hablas desde el rencor, pero ¿podrías no ponerte agresivo? es que siento que eres tu padre y aunque no pueda ponerme en tu lugar puedo comprenderte, sin embargo no puedo dejar que tus errores se conviertan en fantasmas que acechen tu futuro. 


   La cajita yacerá en una caja junto a las pegatinas que estaban en la puerta de mi closet y con ellos todos los recuerdos de un tiempo que viví pero que no reconocí en las ultimas instancias, tal vez por que la idealización de las personas sigue siendo un tema que mi subconsciente no logra determinar y solventar. Mañana cambia mi vida y mientras llega, los monstruos saldrán de debajo de la cama y se asomaran por la ventana a la espera de consumir pequeñas gotas de agua pura que se desbordan de mis ojos.

- La película ha terminado - Quita esa expresión egocéntrica.
- Por que de hacerlo si no es egocentrismo ni vanidad, solo perfección. - No marques eso como perfección si no es capaz de igualarme.
- Absurda obsesión la tuya. - Calla insensato y ríete conmigo
- Quien mas podría hacerme reír. - No se si seamos real pero cada vez me enamoro mas de ti
- Eso es lo mismo que decir que te enamoras de ti mismo. - ¿No querías que no fuera vanidoso ni egocéntrico? colaborame.
- Durmamos ya y hasta pronto.
- ¡Hasta pronto!



.

domingo, 16 de marzo de 2014

Caos del amor y amor en una sociedad caótica:



Interesante aún más que leer este par de líneas sería comprender la ciencia detrás del amor y la realidad detrás del mismo. ¿Cómo saber si es real algo que pocos sienten y que muchos confunden?. 

La sociedad es el punto de control al instinto animal que llevamos dentro y que nos lleva mediante reglas a "vivir y dejar vivir" omitiendo comportamientos agresivos, intolerantes, destructivos y negativos. El suprimir estos sentimientos-pensamientos, se logra el ciudadano promedio, aquel que frena cuando el semáforo está en rojo o que cruza la calle por el paso peatonal.

La sociedad nos reprime tanto que la publicidad mediática y los controles de los medios a los que estamos constantemente expuestos modifican nuestro comportamiento y las decisiones que tomamos respecto a nuestra vida. Cada símbolo de necesidad se sobrestima, se convierte en algo superficial e invade nuestro subconsciente hasta tal punto de crearnos una necesidad ficticia, la cual creemos tan indispensable que solo la podremos cubrir con un producto el cual hace algunos años no existía o que simplemente es muy similar o totalmente idéntico a aquel que ya poseemos. Las necesidades son un peligro en una sociedad consumista y ordenada.

El amor actúa de la misma forma, creándonos una necesidad de estar con la persona que pensamos es la correcta para procrear o en otros casos, convivir el resto de nuestras vidas. Pero en esto entra un factor muy importante y es que el ser humano no es tan básico como pensamos, no no no. Somo tan retorcidos que nuestra necesidad de amor se intensifica cada vez que perdemos algo o alguien y por si fuera poco sufrimos por ese algo o alguien que en realidad no nos aporta nada beneficioso. 

Estamos llenos de reglas. Reglas de etiqueta en la mesa, reglas de como vestir, mujeres de una forma y hombres de otra forma, reglas para estudiar, reglas para amar y como amar, reglas para caminar, reglas para hablar y por supuesto reglas para escribir. Las reglas son la base de la sociedad, quiero decir, sin las reglas no hay sociedad.

¿Somos libres?, todos creemos ser libres pero somos esclavos de las reglas, de las leyes, de los reglamentos. La anarquía es ficticia, la anarquía no existe, nadie puede evitar seguir las reglas, por que incluso al comer se está siguiendo reglas, incluso al vestirse sigue reglas, incluso al hablar y escribir un idioma  se está siguiendo reglas que un grupo de personas decidió para conservar la calma y paz entre personas y a eso es a lo que se le llama sociedad. 

Esas reglas, esas mismas reglas son las que me impiden amar. Es así como la sociedad se fundamenta además en la fe y creencias de las personas para imponer reglas. De acuerdo con esta afirmación, la biblia es la excusa mas usada. Según lo que nos dicen desde pequeños sobre la biblia es que fue escrita por Dios, pero es que no veo ningún evangelio según Dios, escrito y redactado por él mismo, solo veo evangelios escritos por seres humanos como tu y como yo, quiero decir, si Dios los guió a escribirlos, precisamente es ese Dios al que yo también amo quien me guía a escribir esto. La biblia fue escrita en una época de la historia donde la trata de personas era permitida, así podías vender a tu hija, donde la homosexualidad no estaba permitida y donde las mujeres no debían cortarse el cabello ni las uñas. ¿Que pasaría si se escribiera una biblia ahora?, exactamente lo mismo, se escribirían las costumbres actuales. Los heterosexuales señalan que la homosexualidad es un pecado, pero no señalan que la infidelidad a sus esposas(os) también lo es según "el libro sagrado", también parece que olvidan que hay pedófilos y pederastas en su tan sagrada iglesia y les llaman curas.

Entonces, ¿somos realmente libres?, ¿donde está la libertad que tanto aclamamos?. La sociedad no nos hace libres, solo nos hace participes de un juego en donde el que mejor siga las reglas gana el más vivo gana. El ciudadano promedio rompe 5 o 6 de cada 10 reglas, sean grandes o pequeñas. "No comer o beber dentro de la unidad", "no usar el móvil dentro del recinto" entre otros.

Es así como el amor homosexual es castigado con pena de muerte en países como Arabia Saudí, Emiratos arabes, Irán, Mauritania, Somalia, Sudán del Sur y Yemen, o incluso se castiga con cadena perpetua junto a asesinos, narcotraficantes, violadores y masacradores. ¿como decir que somos libres de amar?, ¿como profesar que el amor es puro y que existe en todos?. Amigo, compañero, no seas hipócrita, no somos libres de amar a quien queramos ni somos libres de hace ro pensar lo que queramos.

¿Que hubiera sucedido si hubieran asesinado a Da vinci por su homosexualidad antes de pintar La Gioconda? ¿Cómo sería el mundo si hubieran asesinado a Alejandro Magno por su homosexualidad? ¿Que sería de las cárceles estadounidenses del estado de Texas si hubieran asesinado a Steven Rusell antes de hacer sus estafas y escapes multiples solo por su orientación sexual? (chiste para alivianar).

El amor, ese amor, entonces ya puedes ver que no es libre, el amor no es libre y la vida que llevamos tampoco lo es. Tenemos la "libertad de elegir", claro, elegir entre las opciones que nos imponen. Si vas a un restaurant y no ofrecen pato a la naranja pero justamente es eso lo que deseas comer, no puedes, simplemente no puedes. Si deseas estudiar medicina pero no tienes el dinero suficiente, no puedes, debes elegir otra cosa. 

Lo cierto de todo esto, es que si se quiere "vivir" se deben seguir reglas, para convivir y para sobrevivir. Descuida nada es tan malo como parece, sin las reglas cualquiera te golpearía, mataría o robaría si así lo deseara. Sin las reglas no habría sociedad y volveríamos a una estructura similar a lo que se cree era la prehistoria.

Actualmente el amor es un caos dentro de una sociedad caótica, muchos sufrimos el caos de amar clandestinamente, otros sufrimos el caos de seguir ideas políticamente incorrectas correctas para los estándares morales. 

La política es otra enfermedad que altera nuestra libertad. Nos hacen creer que elegimos pero no es así, los líderes políticos actuales se alzan sobre cimientos mucho más fuertes y corruptos que el simple voto del pueblo. La sociedad nos da una visión ficticia y nuestro pecado es creerla. Sé perfectamente que no todos estarán de acuerdo con mis líneas, pero la diferencia de puntos de vista es justamente una de las opciones que nos brinda esta "libertad". 

Si soy libre, si el amor es libre, yo podría amar sin importar a quien, si tu fueras libre, no tendrías por que ofenderte por mi orientación sexual, si fuéramos libres realmente, quizás yo no habría escrito esto y por consiguiente tu no habrías leído esto.

martes, 3 de septiembre de 2013

Dedicatorias

Las palabras brotan del corazón cuando el agradecer es el propósito. Ésta es la dedicatoria de mi trabajo especial de grado, presentada en Mayo 2013.

DEDICATORIA

Recuerdo el primer día que comencé este trabajo especial de grado junto a mi compañera Dulce Martos, eran días de completa frustración, sin embargo, en estos momentos al mirar atrás sonrío y pienso que muchas de las dificultades que nos encontramos en la vida son solo eso, dificultades, etapas que debemos afrontar y superar satisfactoriamente. En estos años de carrera, he crecido, he vivido, he llorado, gritado, reído y soñado junto a gente maravillosa a quienes les dedico este trabajo, más allá de ser una especie de requisito el incluir una dedicatoria, siento que lo hago con gusto y en la espera de que lo lean, y justo en ese momento sepan lo importantes que son para mí.
Me crié en una familia católica, desde pequeño siempre creí en Dios, si lo pienso, recuerdo que de pequeño lo imaginaba como un señor de barba blanca y una manta larga como vestimenta, considero que la mayoría de las personas lo imaginan así, pero como todo pensamiento, este cambió al crecer, ya no tiene aspecto humano, ni ciertas características representadas en la biblia. Si describo mi creencia es por mi eterno agradecimiento y fe que le tengo a Dios, quien me acompaña en cada uno de los pasos que he dado en mi vida y en los próximos que vendrán.
Hace unos cuantos años, días antes de la caída del muro de Berlín, fue mi nacimiento. ¿Qué cosa más importante que dedicarle mi esfuerzo a quien me ha amado todo este tiempo desde el momento en que supo que yo estaba en su vientre?. Mi madre, una mujer luchadora, emprendedora y maravillosa, te lo dedico a ti, por todo ese amor y palabras de aliento que me has dado cuando siento que ya no puedo más. Te dedico este trabajo por ayudarme en el, por quererme y amarme incondicionalmente, de igual forma por la crianza que me diste junto a mi padre, inculcándome valores y moral.

Mi padre, la persona más inteligente que conozco. Algunas veces me quedo sin palabras al hablar de él, no por que no tenga cosas buenas que decirle, al contrario, toda mi vida han existido palabras de aliento de su parte, no recuerdo ni una sola vez donde no recibiera su apoyo y un abrazo de su parte. Papá, te quiero y te dedico este trabajo, porque representa una etapa superada, en la que tu apoyo ha sido fundamental. Me considero sumamente afortunado por tener los padres que tengo, para ellos siempre mi opinión respecto a mi vida fue importante, siempre me preguntaron que quería estudiar, ahora, años después estoy a poco de ser odontólogo gracias a su ayuda, gracias por creer en mi siempre.
Si algo he tenido presente en mi vida y sumamente me ha extrañado, es lo característico de la mayoría de las relaciones entre hermanos, es decir, las malas relaciones, la envidia, las peleas, los golpes y otras cosas, pero, eso no aplica a mí y a mi hermana. Mi hermana Laura o güagüa como solía decirle cuando era pequeño y no podía por una extraña razón decir su nombre, mi odontóloga favorita, desde que recuerdo fue mi mejor amiga, siempre andaba con ella. Como le di mala vida cuando era pequeño y mis padres se iban a estudiar los postgrados y me quedaba con ella. Es infinito el amor que te tengo y te dedico este trabajo por todo el cariño que me diste en mi infancia, por todos los abrazos y cuidados que me tenías, nunca te separabas de mi y siempre andabas pendiente que yo tuviera lo que necesitaba y lo que quería, tantas cosas que decirte que las líneas se extenderían demasiado, recuerdo una vez que me dijiste que yo era como tu primer hijo, y tenías razón, tengo dos madres maravillosas. 
Este trabajo está dedicado también a dos seres que amo con toda mi fuerza, pero por razones de la vida, ya no están conmigo, seres que me cuidaron de pequeño y sé que aún lo hacen, mis abuelitas Rosa y Carmen.

Así mismo, dedico este trabajo a la Licenciada Bexi Perdomo y a la Odontóloga Infantil Carmine Lobo, tutoras de la investigación que nos apoyaron tanto en la elaboración de la misma.
Al alejarnos de nuestra familia, muchas veces los amigos se convierten en ella, eso es exactamente lo que me pasó. Le dedico este trabajo a Marion, Alirio, Bea, Edward, Betania, Maholy, Ruben, Emma, Isaac, Leonardo, Alejandra, Jenniffer, Minerva, Wilman, Patricia, Ray, Little Helen, y en especial a Astrid Godoy, Maryuri Sierra, Paola Llorente, Paola Rojas (pao 2.0) sin olvidar claro mi compañera de tesis Dulce Martos, ustedes son lo más maravilloso e increíble que pude conocer en esa facultad, este trabajo va dedicado a ustedes que me alegraron los días que me sentía triste, que me pusieron mano dura cuando tenía pereza, por dejarme entrar en sus vidas y en sus hogares y que pusieron sus hombros cuando quería llorar. Hemos compartido nuestras vidas, muchísimos momentos y aunque esos momentos queden como recuerdos para siempre, espero la amistad también quede. Gracias a ustedes por ser las autenticas y espectaculares  personas que son, sepan que siempre tendrán un amigo incondicional donde quiera que yo esté. Por último quería hacer una dedicatoria a Blanca, mi mejor amiga, una de las personas más fuertes, perseverantes y luchadoras que he conocido, los obstáculos tan grandes que te ha puesto la vida los has sabido superar y con ello me has dado la lección de vida más grande. Ya son once años de amistad, es fácil decirlo pero nadie tiene idea lo significativo que es. Siempre has estado dándome apoyo, hemos peleado, discutido pero considero que gracias a ello tenemos una amistad tan sólida, la confianza hacia ti es tan enorme como el cariño que tengo, te quiero.


Lenin Kristofer Almeira Carrillo

miércoles, 10 de abril de 2013

El Miedo parte II



Muchas veces en nuestra vida cometemos errores que nos marcan de alguna manera. Sin embargo, ¿que importancia tiene? de los errores se aprende ¿no es así?. De esta manera es como piensa un optimista y sí es como debemos pensar todos y cada uno de nosotros. En la vida las cosas nunca serán como queremos que sea, por más que lo intentemos, por tal motivo es mejor aceptarla como venga, fallaremos, perderemos y nos dolerá, pero ¿y que más podemos hacer?. 

No basta con intentarlo, se debe dar lo mejor en cada instancia, es así por lo que el miedo aparece. Tanto esfuerzo que se brinda o tanto cariño se brinda que generalmente brota de nuestro corazón un miedo a no poder ganar o recibir lo mismo. En el amor pasa de tal magnitud que se suele pensar que es mejor no intentarlo y pensar en que pudo haber ocurrido a haberlo intentado y haber sido herido. Sea cual sea la decisión que tomemos, igual dolerá.


La amistad es un paso antes del amor y considero interesante y mucho más fructífero dejar que ese, sea el punto final. No creo en el dolor de amistades, es que muchas veces se confunde la amistad con compañerismo o socializar. No es lo mismo alguien que te brinda soporte a alguien que solo le gusta charlar contigo. No es lo mismo alguien que charla contigo en secreto a alguien que disfruta tu compañía y charlar horas y horas.

Cuando de una amistad surge algo más, en mis creencias está el de evitar a toda costa que eso pueda prosperar, no hay nada más doloroso para el ser humano que sus propios sentimientos, nada hace tan vulnerable al hombre como el amor. La verdad es que, para finalizar algo es mejor que acabe de una buena manera y con cierta sensación desagradable que nos deje un mal sabor en la boca pero con gratos recuerdos a dejar caer lágrimas por algo que surgió más allá de lo que debió ser, aunque esto quiera decir que pienso totalmente distinto a la letra de la canción del vídeo adjunto.

Lo interesante de todo esto, es que puedo estar perfectamente equivocado, pero así me escudo, así me protejo de cualquier sentimiento que pudiera hacerme daño, prefiero hacer feliz a una persona que lo necesitaba para luego irme, a quedarme y lastimarle de nuevo, aunque viendo el panorama, aquí el jodido sería yo.

lunes, 8 de abril de 2013

El Miedo parte I

No es fácil de explicar cuando ya los hechos hablan por si solos. Ya ni siquiera explicarme he podido, no me convenzo ni a mi mismo y ciertamente eso me preocupa más. En mi mente rondan las tonterías de no volver  a pasar por ello, sin embargo se me hace interesante sentirle en mi garganta y en mi pecho. 

Aparece el miedo, vislumbra con su agónica presencia a la razón y no queda más que aceptar las consecuencias de ello. El miedo a amar, a querer, simplemente a sentir. ¿Quién soy yo para doblar el destino que desde hace siglos está escrito?, o es que ¿simplemente no existe?. ¿Podemos hacer lo que queramos sin que algo ejerza una fuerza correctiva?.

Pude seguir en nuestra maravillosa rutina, más sin embargo, mi pecho no soporta el miedo, o mejor dicho el temor a lo que pueda suceder. Ese corazón que obedece a un subconsciente inmaduro y un poco niñato que aún no comprende que nadie siente como él. Es que si lo supiera, la magia acabaría ahora mismo, las mariposas morirían en mi panza y sería demasiado fácil soltar ese nudo en mi garganta.

Le considero, con respeto, un absurdo sentimiento el amor. No es que lo sintiera, pero sé que dentro de ello había empezado a nacer algo y para ser sincero, ese algo me da miedo. 


Es como sentarse en un sofá y pensar si salir o no de la casa. No saber que hacer. Huir, suena cobarde, sin embargo hacerlo en momentos de felicidad hace que los recuerdos siempre sean maravillosos, de lo contrario sería solo esperar su declive. 

Miedo al amor, algo que podría haberme leído mi mamá antes de dormir. No hay una simple razón para ello, es que es difícil sentir algo en lo que no crees. ¿como pedirle al ateo que lea un rosario?, es extraño, pero mi costumbre es estar solo, no depender de nadie refiriéndome a su amistad o lo que supuestamente llaman amor. ¿Pero si lo sentiste, existe? es que no lo he sentido, pero mi subconsciente juega a soñar y enamorarse,  cosa que no es concretamente agradable. 

Miedo a querer, miedo a fallar, miedo a perderlo todo, miedo a que... pierda incluso mi pasado, miedo a hacer sufrir, miedo a miles de sentimientos que ahora atosigan mi cabeza. Creo que a este punto nada es perfecto, incluso yo sigo siendo aquel niño de 19 años que conocí al empezar este blog.

El miedo a vivir, el peor de los miedos. Por miedo se puede perder grandes cosas, es como no intentarlo, ¿qué pensará de mi?. Nunca quise decepcionarle, de igual forma me decepcionan mis propios pensamientos. ¿Como sostener una brecha tan grande?. La vida es un juego, a veces jugamos con ella y algunas veces, ella juega con nosotros.