sábado, 9 de abril de 2011

Amar a la vida (frase de autoayuda)

En la realidad que vivimos, no es solo decir "esta es la sociedad en la que vivimos" o "así están las cosas en estos tiempos", no. A todos nos ha pasado que simplemente consideramos a alguien sumamente especial e importante pero esa persona no nos considera a nosotros de tal manera, ¿Qué sucede entonces?, ¿Tenemos un defecto, estamos mal?, estas preguntas nos las hacemos en esos instantes antes de que comencemos a llorar por esa persona, ya sea, novio(a), pareja, amiga(o), cuadre, rejunte o un fuckerfriend. 

Todos pasamos por situaciones muy similares respecto a esto, sientes que la relación se va perdiendo, que ya todo simplemente no es lo mismo, intentas que todo sea como antes pero por más que lo intentas parece un trabajo perdido, hasta que simplemente dejas de intentarlo y como era predecible, todo se termina y para ser realistas, duele y duele mucho.

Cuando empezamos una relación, pocas cosas nos importan en relación a la otra persona, les damos su espacio,  tomamos todo con calma y las decisiones importantes las tomamos con la cabeza "fría", pero aunque no nos demos cuenta siempre pasamos a una etapa en que esa persona ya empieza a ser parte de nuestra vida, ser un pilar en muchos aspectos y es ahí cuando lo(a) consideras "especial", en las relaciones de pareja, esta etapa es muy común y se da regularmente cuando una o las dos personas consideran dicha relación como seria y valga la redundancia "especial". Esta etapa es cuando ya empezamos a tomar en cuenta  el donde estará, que hará, con quién estará, por que salió hoy, que haría ayer solo(a) sin mi y bebiendo, me habrá engañado?.

Son muchas las situaciones donde nos dicen a GRITOS, que no nos quieren o nos consideran tal como nosotros lo hacemos, claramente no nos lo dicen tal vez por miedo a herirnos, por compromiso o por deuda o simplemente por que nos tienen de plato secundario o como decimos en Venezuela "de repuesto".

¿Que situaciones son esas que nos dicen a GRITOS que no nos quieren, aman o no nos consideran su amigo(a)? Son muchas realmente, todas duelen y mucho. Sí, no nos damos cuenta por estar cegados en una ilusión que nosotros y ellos mismos hemos construido, por un absurdo comportamiento humano de no poder decir NO. Muchas personas inician relaciones sin querer algo serio y aunque se les haga esa pregunta, siempre responden "si yo quiero algo serio" o "si me veo en algo especial y duradero contigo", puede ser que en un principio sea así, pero ¿Si no llegaron a sentir eso en algún momento más adelante, por qué no lo dijeron y fueron sinceros (as)? Sí, es por la razón que estás pensando, primero por que es más fácil mentir u ocultar cosas que simplemente ser sinceros, segundo, esa persona solo quiere diversión (típico, así que no nos pongamos muy dignos tampoco, por qué muchos de los que han sido engañados también han engañado de esta manera).

¿Que duele?

Cuando le das un valor incalculable a lo que hace esa persona al donde está, a lo que dice y lo que hacemos decimos o donde estamos no les importa, eso, duele.
Cuando llega una persona (&$%#) a meterse con quien consideras como parte de ti, y esa persona feliz gracias, eso, duele.
Cuando eres sincero, le cuentas tu día, tu vida, del amigo loco que arruinó un contrato millonario de la empresa, hasta le dices cuando vas al baño y más, y esa persona solo buenos días como estas y buenas noches, eso, duele.
Cuando te enteras de infidelidades, de mensajes y llamadas muy "cariñosas" con otras personas y desde siempre te lo han negado incluso cuando has implorado por sinceridad, eso, duele.
Cuando has llegado al punto sin darte cuenta de humillarte por ese alguien y esa persona no es capaz de evitar que lo hagas, eso, duele.
Cuando no estas bien y esa persona se marcha sin darte más importancia, sin saber que tienes, que te atormenta, que sucede o que te pasa por la cabeza, eso, duele.

Todo esto son ejemplos de situaciones donde deberíamos darnos cuenta de la realidad, pero no lo hacemos. Ahí aparece la pregunta de ¿Por que?,  por que te sientes humillado(a), usado(a), la persona mas insignificante del mundo, cuando diste amor, cariño, importancia y soporte a una persona a la que tu sencillamente eres uno(a) más y eso con suerte si te considera así. 

Un gesto lindo, una palabra dulce, un abrazo, un beso, todo lo vemos como una razón más para creer que somos especiales para esa persona una absurda manera de seguir considerando que toda la ilusión es una realidad, justificándonos ante los demás, para decir que "no importa cuanto mal me haya hecho, se que esa persona me quiere/ama", a la final tapamos el sol con un dedo, modificando el significado de cualquier frase para que suene linda y especial, cuando realmente son gritos desesperados de alguien que no quiere estar contigo pero que no se atreve a decirlo. 

Es que no podemos cegarnos en las relaciones, no podemos depender de alguien más, algo tan lindo como el amor no puede hacerte llorar no es así?. Si alguien quiere estar contigo realmente luchará por eso, te demostrará lo importante que eres para esa persona sin importar que pienses de el(ella). El amor se trata de en base a dos YO totalmente conformados, construir un NOSOTROS basado en fidelidad, amistad y pasión.

Hace poco recordaba una película muy especial para mi llamada ELSA Y FRED, en ella se relata la vida de un viudo de 87 años que consigue el amor en una anciana loca de 89 años, pero lo que más me llamo la atención fue una escena donde elsa (la vieja loca) le pregunta: ¿Y como fue tu matrimonio con ella? a lo que el responde bien, ella era... ordenada, ordenaba todo incluso mi vida. 




Me llamó la atención por que, no la recordaba como el gran amor de su vida, como la persona que lo hacía reír o que hacía que su corazón se acelerara. Creo que actualmente se que el amor se desgasta y puede llegar a volverse rutina, pero jamás, si es amor lo que sientes, jamás morirá. Todos decimos "no vale la pena llorar" cuando estamos en la etapa de recién culminada una relación, pero tal vez esas lágrimas nos enseñen muchas cosas ocultas, por que es en esa etapa donde vemos realmente y con claridad quienes somos, nuestros valores, nuestra virtudes ya sea ser fiel, amar, brindar muchas cosas sin esperar algo a cambio, podemos aprender mucho de nosotros mismos de lo que dimos y no dimos en esa relación y por supuesto nos damos cuenta de quién es y que realmente quería esa persona con la que estábamos, pero si ya realmente superaste esa relación, entre este grupo me incluyo, ya no le darás suma importancia a lo que sucedió, no sentirás odio ni rencor, a lo mucho dolorcito o apretujón en el pecho al recordar las mentiras y esas situaciones que llevaron a desgastarte por dentro. Es mejor AMAR A LA VIDA, con los limones y melocotones que te dé. Porque yo HOY QUIERO SER FELIZ, solo, acompañado, aburrido, divertido, con día soleado o con lluvia.